22/10/2019

Boca Unidos resurgió en los 90, pero sucumbió en la definición por penales

El Aurirrojo remontó un 2-0 ante Atlético Tucumán y llevó la definición por el pase a los octavos de final a la serie desde los 12 pasos. Vizcarra y Alloco fallaron sus remates, el Decano avanzó y será rival de Colón de Santa Fe.


Perdió, pero conformó. Boca Unidos quedó en el camino en la Copa Argentina, y fue al caer por penales ante Atlético Tucumán por los 16avos de final.
En los 90, tucumanos y correntinos finalizaron igualados en dos goles. En el segundo tiempo, a los  12 minutos, Ronald Huth, en contra, y a los 15 Javier Toledo pusieron en ventaja al Decano. El Aurirrojo pudo descontar a los 28 minutos por medio de un penal ejecutado por Antonio Medina, mientras que a los 38 Cristian Núñez puso el 2-2. 
El partido comenzó con un Boca Unidos bien parado en el campo, sin replegarse, pero sosteniendo el orden desde el fondo; el Aurirrojo aprovechó algunos espacios que daba la defensa del Decano. Faltó profundidad, y así el balón parado, a la vista con mucho trabajo durante el receso, comenzó a ser una herramienta importante para el equipo de Teglia.
Desde Fabro como ejecutor de cada pelota, Boca Unidos intentó llevar peligro desde el área, y así a los 21 minutos tuvo la más clara, una jugada que terminó en gol mal anulado por la asistente número uno del juez Jorge Baliño.
El 10 aurirrojo ejecutó a media altura un tiro libre directo que el arquero tucumano Alejandro Sánchez no pudo contener y el rebote de este encontró un remate defectuoso de Núñez que se desvió y llegó a los pies de Espíndola que la empujó al fondo de la red. El gol era lícito, pero la jueza de línea no lo entendió así.
Con todo en cero, Atlético Tucumán adelantó las líneas y comenzó a inquietar al fondo correntino con pelotazos profundos a las espaldas de los laterales. Dos acciones bien controladas por el arquero aurirrojo Aquino pasaron a ser lo mejor del Decano, y todo lo que dejaría la parte inicial.
En el complemento, fue Atlético el que comenzó mejor, y lo plasmó en los primeros minutos con una acción que requirió la intervención de Aquino para no terminar en gol.
Boca Unidos era largo en sus líneas y no hacía pie, y los tucumanos sacarían rédito de ello a los 12 minutos. Tras un centro al área, Ronald Huth intentó despejar el balón pero su remate defectuoso terminó en su propio arco, poniendo en ventaja al Decano.
El golpe terminó de sacudir al Aurirrojo, y solo pasaron 3 minutos para que Atlético marcara el segundo. Un mal retroceso correntino, un buen pase entre líneas, finalizaron con la habilitación de Toledo que definió bien ante la salida del 1 correntino para establecer  el 2-0.
El resultado y el partido le eran adverso a Boca Unidos, pero en una jugada aislada iba a llegar el descuento. Una falta el área sobre Gabriel Morales y Baliño marcó el punto penal. Tony Medina cobró la falta y le devolvió la esperanza al conjunto correntino.
El gol envalentonó al Aurirrojo que adelantó líneas y fue por la igualdad sin muchas ideas. Pero el ímpetu de los de Teglia alcanzaría para llegar a una impensada igualdad.
A los 38 minutos, desde la puerta del área, Núñez armó una buena combinación y fue el propio Negro el que terminó definiendo y estableciendo el 2-2 que se mantendría hasta el final. En los penales, José Vizacarra y Fernando Alloco fallaron sus remates y decretaron la suerte correntina en la Copa Argentina.