01/10/2020

La temporada hidrológica 2019-2020 del río Paraná estuvo caracterizada por una pronunciada y prolongada bajante, y si bien sorprendieron los bajos niveles de agua, el dato más llamativo fue que, con 3,20 metros, se registró la altura máxima más baja del río desde que se toman registros hace casi 117 años. Así lo dio a conocer el Ing. Hugo Rohrmann, especialista de la Facultad de Ingeniería de la UNNE, quien acotó que las perspectivas climáticas e hidrológicas no prevén una recuperación hacia fin de año.

Para el doctor Juan José Neiff cada provincia podría elaborar su propia norma, en el caso de ser necesaria. Considera que cada distrito supo proteger –hasta el momento- su patrimonio natural, sus bosques y sus humedales “con más eficiencia y eficacia que los logros históricos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible”.