08/12/2019

La chica, de 17 años, fue retirada por su padre a las 13.30 desde la comisaría 5ª. Pidieron la captura del joven que la acompañaba.    

Roberto Coronel la amedrentó con un cuchillo para retomar la relación. El tribunal lo encuadró como “coacción calificada por el uso de arma”. 

Hizo un relato de cómo ocurrió el hecho y no permitió preguntas. Admitió que había ayudado a limpiar la pieza y a mover el cadáver para trasladarlo en una camioneta hasta donde lo abandonaron.  

Su muerte no fue directa del acto violento propio de un robo, que ocurrió en otro lugar distante del accidente y en perjuicio de otra persona. 

Serían trasladados hoy, en forma separada, al Juzgado de Instrucción Nº 5 para identificarlos formalmente y hacerles conocer los cargos.  

Julio Ayala (60) impactó contra la parte posterior de un auto, el 15 de noviembre, en Goya. Volvía de su casa luego de realizar un trabajo de plomería.

Pablo Torres (34) tenía antecedentes penales. Logró caminar unos 200 metros y se desplomó. Por la agresión, dos hermanos fueron detenidos.