17/05/2024
CERRAR

EN VIVO
Asi está Corrientes hoy
Ampliar

Asesinan a balazos al hijo del jefe de la Policía de la Provincia en un confuso hecho en San Cosme



Un oficial de la Policía de la Provincia, hijo del Jefe de la fuerza de Corrientes, comisario general Arnaldo Molina, fue asesinado mañana a balazos en la localidad de San Cosme,  en lo que parece haber sido una discusión por cuestiones pasionales con otro oficial. Una mujer también integrante de la Policía, resultó herida durante el hecho y habría llegado con muerte cerebral al Hospital Escuela, reconocieron extraoficialmente desde la Jefatura de Policía.
 
El hecho se desencadenó este sábado en una vivienda del barrio Rincón Florido de San Cosme, donde el oficial Alfredo Molina de 31 años, con servicios asignados en la Dirección de Delitos Complejos de la fuerza se encontraba junto a una oficial subayudante llamada Bárbara Romero de 28 años, cuando llegó al lugar un tercer oficial de apellido Molina, compañero de Molina y ex pareja de Romero quien prestaba servicios en la Brigada de Investigaciones.


 
La discusión habría ido subiendo de tono de acuerdo al relato de algunos vecinos de la zona que escucharon gritos primeros, hasta que de las amenazas la discusión pasó a los balazos que conmovieron al barrio. Molina resultó con graves heridas en distintas partes del cuerpo y perdió la vida cuando era trasladado hacia el Hospital Escuela, mientras que la mujer, que habría recibido 3 disparos según versiones.
 
Alertadas las fuerzas policiales de la localidad, la mujer fue trasladada de urgencia al Hospital Escuela donde se constató que padece muerte cerebral.


 
El autor de los disparos, también integrante de la Fuerza y compañero de Molina ya que prestaban servicio en la misma repartición, se dio a la fuga, aunque se entregó más tarde en la Comisaría de Riachuelo.

El director del Hospital Escuela de Corrientes, José Romero, confirmó que la oficial recibió tres balazos en su cuerpo, en zonas muy delicadas: uno impactó en el tórax y “llega hasta cerca del corazón”, señaló el médico. Otro impactó “más cerca de la columna” y el tercer disparo “le tocó el hígado” detalló.

“Fuerza mi Barby, te amo. Todos te esperamos, mi corazón, Dios mío!!!!”, escribió en Facebook la madre de la víctima junto a una foto de su hija. También en las redes sociales, los allegados de la joven iniciaron una cadena de oración por su salud.

Mientras tanto, los efectivos de la Comisaría de Distrito de San Cosme, junto con la Unidad Fiscal en turno, Lucrecia Troia Quirch, comenzaron las investigaciones para conocer el trasfondo del brutal ataque.

Una reconstrucción parcial de los hechos indica que el sospechoso arrestado fue hasta el domicilio de San Cosme en el que se encontraban Molina y Romero y allí habría protagonizado una discusión con ellos antes de dispararles.

Las fuentes descartaron de manera parcial que haya habido un tiroteo. “La hipótesis hasta el momento es que solo habría disparado el detenido”, dijeron a este medio.

En la tarde de este sábado la fiscal Troia visitó la escena en la que sucedió la balacera, supervisando los peritajes y las diversas diligencias periciales de rigor, además de seguir en comunicación con el hospital para seguir el estado de salud de la oficial.