17/09/2019

​En Yapeyú, Valdés pidió observar el legado de San Martín ante “los momentos difíciles que atraviesa la patria”


El gobernador Gustavo Valdés dijo este sábado que la patria atraviesa hoy “momentos difíciles, momentos de incertidumbre”, que “nos exigen volver a revisar” el legado de José de San Martín, para que “nos ayude a tomar buenas decisiones”, durante su discurso en el acto central por el 169º aniversario de la muerte del Libertador realizado en Yapeyú.
El gobernador recordó que San Martín es “correntino, para orgullo de quienes nacimos en esta tierra” y a quien “debemos agradecerle su visión, grandeza y coraje”, e instó a observar “con detenimiento su ejemplo” para “sacar algunas conclusiones que son muy valiosas para nuestro futuro”.
Valdés encabezó el acto en la Cuna del Libertador junto con el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, y la intendenta de Yapeyú, Marisol Fagúndez. La ceremonia comenzó a las 14.45 (hora del fallecimiento de San Martín en Boulogne Sur-Mer, Francia, en 1850), en la plaza de armas lindera al templete donde se guardan los restos de la casa donde nación el prócer. 
El jefe de la Agrupación Libertador, teniente coronel Carlos Surraco, presentó la formación al gobernador Valdés, quien revistó y saludó al cuerpo,  acompañado por el canciller Faurie, la intendenta Fagúndez y el comandante de la 12ª Brigada de Monte, general Aldo Ferrari. 


Ya en el palco, Valdés rescató una enseñanza de San Martín, “animarnos a pensar distinto, a ser creativos, originales, a no hacer lo que todos harían”, y puso como ejemplo de ello el hecho de que los españoles “esperaban que los atacaran por el Norte y San Martín los sorprendió, cruzó los Andes, liberó Chile y luego los atacó en barcos, por donde nadie lo imaginaba. El premio de animarse a ser creativo, a usar la inteligencia, fue el triunfo y la liberación del Alto Perú”, recordó. 
Otra lección que deja el Padre de la Patria “es no desanimarnos. A pesar de las dificultades, de la escasez de recursos en momentos difíciles, hay que tener templanza, hay que mantener la fe, el optimismo, la perseverancia, porque ninguna gran gesta fue fácil”, dijo el gobernador y consideró que “el presente argentino tampoco lo es, pero nuestra obligación como dirigentes y ciudadanos es insistir hasta que logremos los resultados”.


“Nada se logra sin coraje y los correntinos somos corajudos, porque cada vez que hubo que poner al pecho, lo pusimos y estuvimos dispuestos a dar hasta la vida, si fuese necesario, como nuestros héroes de Malvinas, que hoy están acá parados y caminando entre nosotros”, destacó y mencionó también a Sargento Cabral y el Tambor de Tacuarí.
“Héroes somos todos y cada uno de los correntinos que se levantan a la mañana para ir a trabajar”, reflexionó. “Son héroes silenciosos que hacen grande a la provincia y a nuestra querida República Argentina”, agregó.
El mandatario consideró que “las luchas fratricidas no conducen a nada” y por ello destacó que “San Martín partió al exilio, para no formar parte de las luchas internas”. “La grieta no es un invento actual, las grietas existieron siempre y hay quienes usaron las grietas para intentar beneficiarse”, añadió.
Como “última lección sanmartiniana”, Valdés rescató aquello de que “nada es imposible. Se puede renunciar a los honores, pero a la lucha jamás”, dijo. 
A su turno, Faurie destacó que San Martín luchó junto a Belgrano “para darnos independencia para comerciar y vincularnos con el mundo para el beneficio de nuestros pueblos”. También resaltó la “determinación para enfrentar la adversidad cuando el Libertador tuvo por delante la cordillera de los Andes, no se arrodilló y fue una de las hazañas militares más grandes de la historia”.


El canciller deseó que “todos los argentinos seamos dignos de Yapeyú, dignos de San Martín y que su legado viva por siempre”.
La intendenta Fagúndez recordó que, antes, “en cada encuentro para rememorar a nuestro General San Martín mirábamos el Templete que resguardan los restos de quienes le dieron la vida y la casa donde nació, y el techo se caía, las paredes ya ni color tenían”.
Señaló que el Municipio no podía “hacer nada porque bien saben que [el templete] es un monumento nacional y la Nación no se acordaba, no nos tenían en cuenta”, en una crítica al gobierno anterior. “Ahora miremos qué lindo se lo ve, porque hace tres años y medio que Corrientes volvió a ser escuchada”, resaltó para marcar la diferencia entre la gestión kirchnerista y la actual.
La jefa comunal aseguró que la atención del Gobierno nacional se ve ahora “en las innumerables obras que se hicieron y se están haciendo a lo largo y a lo ancho de nuestra provincia. Acá en Yapeyú con la obra del colegio secundario, ya comenzada; las cloacas en plena marcha, las calles adoquinadas y muchas obras más que estamos proyectando”.


“Hagamos que nuestras caídas sean como la batalla de Cancha Rayada, un revés pero no una derrota, sino más bien un respiro, reunir fuerzas e ir con todo en búsqueda de nuestros objetivos, enfrentemos al enemigo que hoy nos intenta avasallar para hacernos más débiles y, como decía el general San Martín: ‘cuando la patria está en peligro, todo es permitido, excepto no defenderla’”, cerró.
Participaron de los actos centrales por el 169º aniversario del fallecimiento de San Martín el vicegobernador Gustavo Canteros; el presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Cassani; el senador nacional Pedro Braillard Poccard; el cónsul argentino en Uruguayana, Ricardo Di Lelle, ministros y legisladores provinciales e intendentes de zonas aledañas, entre otros.
Una vez iniciada la ceremonia, hizo su ingreso el sable corvo del Libertador en manos del suboficial principal Marco Antonio Corrales, del Destacamento Yapeyú del Regimiento de Granaderos a Caballo. 
El grupo militar ejecutó el toque de silencio en memoria del prócer argentino minutos antes de la invocación religiosa realizada en su nombre, por parte del padre Jorge Gómez.
Uno de los momentos más emotivos fue cuando el jefe del Destacamento de Granaderos, teniente coronel Orlando Cordón, encabezó el sentido homenaje al Sargento Cabral, caído en la batalla de San Lorenzo.
Finalizado el acto central, se realizó un desfile cívico-militar. 
Acompañaron a Valdés los ministros de Desarrollo Social, Adán Gaya; de Justicia, Buenaventura Duarte; de Salud, Ricardo Cardozo; de Coordinación, Horacio Ortega, y de Seguridad, Juan José López Desimoni; el jefe de la Policía, comisario general Félix Barboza; los legisladores Sergio Flinta, José Fernández Affur, Noel Breard, Javier Sáez, Any Pereyra, Horacio Pozo, Manuel Aguirre, Aníbal Godoy, Eduardo Vischi y Lucía Centurión, entre otras autoridades.