07/12/2019

Macri y Abdo Benítez asistirán a la apertura del paso Ituzaingó-Ayolas


El gobernador Gustavo Valdés confirmó este jueves que los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez, estarán en la habilitación del paso Ituzaingó-Ayolas, prevista para el 26 de julio, en lo que será un hito en las relaciones entre ambos países. 
“Va a ser el tercer puente internacional en Corrientes, dos con Brasil y ahora con Paraguay, dijo el gobernador en declaraciones radiales, a poco de haber regresado de una gira por China, sobre el paso que se habilitará por la represa de Yacyretá.
Valdés se mostró optimista respecto de las chances electorales de ECO + Juntos por el Cambio en las PASO del 11 de agosto, cuando en Corrientes se votará para designar a los candidatos a ocupar las 4 bancas que renovará el distrito en la Cámara de Diputados de la Nación. “Vamos a tener muchas posibilidades de recuperar un diputado nacional o dos. Ponemos una banca en juego, y esto es muy positivo. Nuestro espacio podrá tener 4 de las 7 bancas” de Corrientes en la Cámara baja nacional, confió el mandatario en diálogo con radio Sudamericana.
“[Miguel Ángel] Pichetto es peronista, porque, si no, estaría en otro lugar”, consideró sobre el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, y destacó que la alianza oficialista debía “sumar a otros sectores, como ocurre en Corrientes, en Jujuy. Eso fue escuchado. Había que incorporar una pata peronista”, dijo. 
En cuanto al gabinete local –en el que habrá cambios porque algunos ministros fueron elegidos como legisladores provinciales y otros se postulan para la Cámara de Diputados de la Nación en las PASO–, Valdés que “hay muchos hombres y mujeres de ECO que pueden ocupar esos espacios”.
“Vamos a esperar a las PASO y después vamos a ver cuáles son los lugares que quedan vacantes”, señaló, ante la posibilidad cierta de que los ministros de Producción, Jorge Vara, y de Educación, Susana Benítez, resulten elegidos primero en las PASO y después en las generales del 27 de octubre.
“De ser necesario, tenemos los recursos para trabajar en no perder el poder adquisitivo. La gente ha reconocido ese trabajo, pero hay dar más”, dijo sobre la situación salarial de los estatales, aunque marcó que “la inflación del año” fue “empardada” con los aumentos otorgados. “Incluso fuimos por encima en los casos de empleados públicos con asignaciones familiares, que pasó de 1.500 pesos a 2.500 pesos, casi el 70% de aumento”, explicó.