02/10/2022

​Causa Gaucho Gil: El menor involucrado pidió perdón y fue condenado a 14 años de prisión



El joven que era menor cuando Sergio “Checho” Canteros, de 33 años, y su padre, Julio “Milton” Canteros, de 64, fueron asesinados a puñaladas en una vivienda frente al predio del Gaucho Gil en Mercedes dijo estar arrepentido “de lo que hice” y le pidió “perdón a la familia Rodríguez y a sus hijos. A las víctimas también”.
 
Lo hizo durante la audiencia  con la jueza de Familia, Niñez y Adolescencia, María Susana Galeano, para determinar la pena de Juan Cruz Astarloa alias “Bebo”, que cuando se cometieron los homicidios tenía 17 años.
 
“Bebo” relató una historia de infancia sufrida y se quejó porque desde que quedó detenido por los homicidios de los Canteros, su madre no fue a visitarlo. “Mi padre falleció en el 2018. Tenía muy poca relación. Empecé a drogarme desde los 12 años” dijo el joven quien contó además ante la jueza que “ganaba 2000 pesos en el Guacho Gil y 1500 gastaba para drogarme. Me drogaba con mi hermano mayor, el marido de mi tía, amigos de mi barrio”.
 
Durante el tiempo que se le permitió expresarse denunció maltratos por parte de la policía durante su detención y aseguró que “no volvería al Gaucho Gil cuando sea liberado sino que quiere ir a vivir a Buenos Aires, a la casa de una hermana”.

Finalmente, la juez Galeano lo condeno a 14 años de prisión efectiva. Además la magistrada indicó “encomendar que por el término que dure la condena y/o sea dado de alta retome de manera urgente el tratamiento psicoterapéutico - psicológico en forma sostenida, sistemática y continuada en el Hospital San Francisco De Asís debiendo comparecer a los turno concedidos a fin de ayudar a la deshabituación a sustancias sicoactivas".