07/12/2021

La historia de una mujer con puños de acero y corazón fuerte



Charlar con Alejandra Oliveras es como subirse a un tren que va a alta velocidad y en el que ella –por supuesto- es “La Locomotora”. Y es que hace gala al seudónimo que supo ganarse tanto dentro de un ring de boxeo, como fuera de él. Su pasión y verborragia es tan contagiosa que motiva a enfrentar cualquier situación, por más compleja que sea, en el cuadrilátero de la vida.

Durante una entrevista concedida a Quintaesencia, habló mucho de la necesidad casi fundamental de creer en los sueños y en que no existen imposibles. Y es que su propia historia es un reflejo de esa creencia grabada a fuego en su ser. Esta dama del box nació hace 43 años en El Carmen (provincia de Jujuy), es parte de una familia compuesta por papá, mamá y seis hermanos más, quienes vivían de lo que podían producir en la tierra, lo cual por lo general era insuficiente para satisfacer las demandas básicas.

Para seguir leyendo, clic aquí:
La historia de una mujer con puños de acero y corazón fuerte