06/08/2020

Diligencia judicial para los acusados del crimen del barrio Juan XXIII

Serían trasladados hoy, en forma separada, al Juzgado de Instrucción Nº 5 para identificarlos formalmente y hacerles conocer los cargos.  


Los dos detenidos por el homicidio de Pablo Torres (34) serían trasladados hoy, en  forma separada, al Juzgado de Instrucción Nº 5 para cumplir con una rutina. Lo identificarán formalmente, les harán conocer los cargos y, para la declaración indagatoria, deberán designar un abogado o serán asistidos por un defensor oficial. No brindaron su testimonio en el sumario policial.
La magistrada está a la espera del informe de la autopsia y de otros datos, entre ellos el acta de peritos que trabajaron en la escena del ataque. En la comisaría 15ª, que interviene por jurisdicción, siguen recibiendo testimonios de testigos y, una vez que finalice esa tarea, el sumario será elevado al Juzgado y se abrirá el expediente.
La jueza correrá vista a la fiscal para que lo analice y disponga la realización de medidas, de ser necesario. 
La causa quedó radicada en el Juzgado de Instrucción Nº 5 de Laura Varela, Fiscalía de Instrucción Nº 5 de Graciela Fernández Contarde.

El crimen

La investigación policial preliminar determinó que el lunes 2, cerca de las 5.30, en un domicilio situado en Gato y Mancha y Amazonas, de las 215 viviendas del barrio Juan XXIII, sus moradores se despertaron al escuchar ruidos. 
Al asomarse sorprendieron a dos intrusos y se produjo un forcejeo. En esas circunstancias, Pablo Torres (34) resultó herido con una profunda puñalada en la cara interna del muslo de la pierna izquierda, que le afectó la arteria femoral. 
El herido salió de la propiedad junto a su cómplice y caminó unos 200 metros y se desplomó. Poco después lo llevaron al hospital Vidal, donde falleció a causa de la  intensa hemorragia. 
En tanto que el otro, que sería su primo, sufrió lesiones leves. Ambos tienen antecedentes penales por robo.