14/11/2019

​Macri pidió “no más prepotencia” ni “dedito disciplinador que nos diga cómo pensar y vivir”


El presidente Mauricio Macri pidió este martes “no más prepotencia ni dueños del poder” y aseguró que a sus seguidores los une la “decisión de no querer tener de vuelta un dedito disciplinador que diga cómo pensar y cómo vivir”.
Macri encabezó una nueva marcha de campaña del “Sí se puede”, esta vez en el partido bonaerense de Pergamino, donde estuvo acompañado por la gobernadora María Eugenia Vidal y la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió, entre otros dirigentes.
Después de su participación el pasado domingo en el debate presidencial, Macri reiteró que a sus seguidores los une la “decisión de no querer tener de vuelta un dedito disciplinador que nos diga cómo pensar y cómo vivir”, en referencia a una actitud que atribuyó al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández.
Por eso sostuvo que “no queremos más prepotencia ni dueños del poder. El poder está en cada uno de ustedes, ese es el verdadero poder”, expresó ante un público que entonó la consigna “Argentina, sin Cristina”.
Por otro lado, el mandatario se disculpó por haber puesto de “ejemplo” a la “mujer como mala administradora” para “explicar la economía”, cuando, aclaró, “en realidad debería haber sido al revés, porque sabemos que ellas administran mejor que nosotros”.
Macri se refirió de esta manera a las definiciones que había brindado más temprano, cuando en diálogo con una emisora de Pergamino comparó al “populismo” con “cederle la administración de tu casa a tu mujer y ella, en vez de haber pagado las cuentas, usó la tarjeta y un día te vienen a hipotecar la casa”.
Por su parte, Vidal resaltó que durante su gestión libró “peleas que nadie había dado” y se preguntó “¿por qué no se habían dado?” y “¿qué pasaba que no se daban?”, en referencia a las administraciones pasadas del peronismo.
La mandataria provincial repasó que su mandato deja “7.000 narcos presos en la provincia, 140 búnkeres derribados, donde hoy hay oficinas del Estado, centros terapéuticos y lugares de vida, no más de muerte”, además de “bingos y casinos cerrados”, entre otros puntos.
“¿Qué pasaba? ¿Nadie los veía?”, insistió Vidal, y advirtió: “Somos millones los que creemos en la honestidad, en dialogar y respetar al otro, en el trabajo y la justicia”.