17/09/2019

El cuerpo decapitado hallado en el Paraná es de una chaqueña

Stella Maris Ramírez estaba desaparecida desde el 2 de agosto. Carlos Entivero, su pareja, y la madre de él están presos. Son de Corrientes.


El cuerpo decapitado de una mujer encontrado el miércoles en el río Paraná pertenece a Stella Maris Ramírez (26), una joven desaparecida el 2 de agosto en la localidad bonaerense de Lima.
El cadáver fue reconocido por una vecina de la víctima, quien la identificó a partir de un tatuaje en uno de sus hombros, indicaron los voceros. 
El hallazgo ocurrió el miércoles por la tarde, a 3 kilómetros de la orilla del Club de Pesca de la localidad del partido de Zárate, en el noreste de la provincia de Buenos Aires.
Fuentes de la investigación informaron a la agencia de noticias Télam que unos pescadores observaron un cuerpo sin cabeza que estaba enganchado en unos juncos, por lo que avisaron a  la Prefectura Naval Argentina (PNA).


Stella Maris Ramírez, de 26 años.

El cuerpo se encontraba en un avanzado estado de descomposición y presentaba una “saponificación cadavérica” debido a que evidentemente estuvo en el agua durante varios días y eso posibilitó que flotara con facilidad. Ese proceso, que en la práctica interrumpió la descomposición de los restos, puede ayudar al médico forense a determinar las causas de la muerte.
La saponificación, que aparece en cadáveres sumergidos en el agua, consiste en el cambio químico que presenta la grasa corporal al convertirse, por hidrólisis, en un compuesto céreo similar al jabón.
Con los datos obtenidos a simple vista, los investigadores sospechan que a la mujer la quisieron quemar, le cortaron la cabeza y le abrieron el abdomen para que se hunda, dijeron las fuentes.
El fiscal de la causa, Alberto Gutiérrez, esperará el resultado de la autopsia para corroborar esa hipótesis, como así también los análisis de ADN y de las huellas dactilares.

Detenidos

Por orden del fiscal Gutiérrez, la policía detuvo a su pareja, Carlos Entivero (36), el viernes 9, en tanto que su madre, Amelia Itatí Lezcano, fue detenida en la tarde del domingo 18 en la localidad correntina de San Roque, de donde son oriundos. Lezcano viajó a Lima y junto a su hijo Carlos estuvieron realizando limpieza en la casa. Los vecinos sospechan que trataron de borrar todo indicio del crimen. Luego, Lezcano regresó a San Roque.