25/06/2019

Una escuela rural sanluiseña llevará el nombre de un excombatiente

El establecimiento de Arroyo Pontón se llamará “Ramón Cirilo Blanco”, en homenaje al soldado de Malvinas recientemente identificado. El acto contará con la presencia del funcionario nacional Claudio Avruj. 


El corolario de una historia de desencuentros, con final feliz. La escuela Nº 784, ubicada en Arroyo Pontón, en la cuarta sección rural de San Luis del Palmar, vivirá el próximo viernes una jornada especial, y será en el marco de la imposición del nombre de “Ramón Cirilo Blanco” al establecimiento educativo.
Los restos de Blanco, correntino oriundo de la zona rural sanluiseña, fueron identificados recientemente en el cementerio de Darwin, siendo una de los soldados caídos en las Islas Malvinas y en cuya tumba aún rezaba la leyenda “Solo Conocido por Dios”.
Tamaño acontecimiento, tanto para la pequeña escuela rural de San Luis del Palmar, como para la propia historia de los excombatientes, demandará una ceremonia acorde el próximo viernes, momento en el que será descubierta la placa en el establecimiento con el nombre “Ramón Cirilo Blanco”. El acto contará con la presencia del secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj.


La imposición del nombre a la escuela de Arroyo Pontón tendrá un agregado, ya que la familia del soldado caído decidió donarle al establecimiento la placa con la inscripción “Soldado Solo Conocido por Dios”, que estaba en la tumba de Ramón Cirilo Blanco en el Cementerio de Darwin, antes de que se ponga la nueva placa con el nombre.

Un héroe local sin nombre

La inquietud de los alumnos, la necesidad de un nombre para la pequeña escuela y la incertidumbre de aquel que fuera héroe local, pero no reconocido. Los caminos de la escuela de Arroyo Pontón y de Ramón Cirilo Blanco se unieron casi de forma inesperada.
Los estudiantes fueron promotores y dieron los primeros pasos para que aquel “Solo Conocido Por Dios” tuviera nombre y apellido. Cuando una escuela rural de San Luis del Palmar pensó en ponerle nombre a la institución, nadie se imaginaba que esa decisión ayudaría en la tarea de identificación de un soldado combatiente de Malvinas que figuraba como “NN” en el cementerio de Darwin, así como para reconstruir su historia personal.
La comunidad educativa quería tener un nombre para su escuela, y empezaron a buscar alternativas, con la premisa de que dicho nombre destaque la vida de alguna persona que haya sido significativa en el contexto local. Hasta que alguien mencionó que “en la zona vivía un combatiente de Malvinas que nunca regresó”, aunque no tenían precisiones respecto de quién se trataba.
A partir de ese momento, la escuela decidió poner en marcha un proyecto de investigación en colaboración con la Facultad de Humanidades de la UNNE para investigar quién era ese combatiente nacido en el paraje y cuál era su historia. La investigación fue un trabajo con los alumnos como investigadores, recorriendo el paraje en busca de información sobre el combatiente de Malvinas oriundo del lugar. Así, se llegó a saber de quién se trataba: Ramón Cirilo Blanco.
Los alumnos y docentes lograron contactarse con sus familiares, con la propuesta de conocer más sobre Ramón Cirilo y, de paso, comentar la intención de ponerle su nombre a la escuela. Pudieron saber de palabras de una hermana materna de Ramón Cirilo que su cuerpo no estaba identificado en el cementerio de Darwin y era uno de los tantos “Soldado argentino solo conocido por Dios”, y que la madre de Ramón, Porfidia, había viajado a las Islas Malvinas y que no había encontrado la tumba de su hijo.
Así, el contacto con los familiares de Ramón Cirilo abriría un nuevo horizonte en esta historia para conocer sobre el excombatiente oriundo del paraje Arroyo Pontón. 
Es que la hermana del excombatiente comentó que les interesaba iniciar los trámites de extracción de sangre, ya que habían visto en el noticiero que reconocieron cuerpos de otros soldados de Malvinas. Y ese planteo tuvo la dicha de que la directora de la Escuela Nº 784, Mabel Miranda, mantenía una estrecha relación con la Fundación “No me olvides”, cuyo integrante, Julio Aro, era uno de los promotores del trabajo de identificación que encara el Proyecto Humanitario Malvinas. 
Desde la Fundación “No me olvides” celebraron la comunicación establecida desde la escuela, y reconocieron que hacía tiempo venían buscando a familiares de Ramón Cirilo Blanco.
Así, en noviembre de 2018 extrajeron muestras de sangre a sus familiares, y a finales de enero de 2019 tuvieron la respuesta de que Ramón Cirilo Blanco (1963-1982), ya no era un NN sino un héroe de Malvinas, pues se pudieron identificar sus restos enterrados en el cementerio de Darwin.
En la segunda semana de marzo de 2019, su hermana materna Mónica Gómez pudo visitar Malvinas, donde por primera vez una placa identificaba la tumba del soldado Ramón Cirilo Blanco.
“Para nosotros fue muy importante la investigación porque íbamos a ponerle el nombre a nuestra escuela que, hasta ahora, solo tenía un número, y porque gracias a este proyecto se identificó la tumba de Ramón en el cementerio de Darwin”, explicaron los alumnos y docentes de la Escuela Nº 784 en la presentación de una biografía que escribieron sobre la vida de Ramón Cirilo Blanco. 
En el mismo relato de la experiencia, los alumnos destacaron que “fue divertido porque aprendimos a usar los grabadores y salimos a preguntar por las casas del paraje. Cuando empezamos, sentíamos miedo porque no sabíamos nada, ni su segundo nombre. Con el tiempo fuimos conociendo su vida y fue muy lindo y cada vez que nos contaban algo nuevo parecía que siguiera viviendo”.

Un homenaje, una biografía 

Este 14 de Junio, a las 14, se realizará la imposición del nombre “Héroe de Malvinas Ramón Cirilo Blanco” a la escuela ubicada por la ruta provincial 8, en un evento que representará un hito histórico de una institución, con gran acogida en la comunidad. 
El acto será la oportunidad también de dar a conocer más sobre la historia del excombatiente, pues como producción final los alumnos y docentes lograron publicar la Biografía de Ramón Cirilo Blanco, donde transcribieron toda la información recolectada en la ardua tarea que implicó la investigación realizada. 
La biografía de Ramón Cirilo Blanco reproduce aspectos principales de su vida, como “el lugar donde nació”, “sus primeros años en Arroyo Pontón”, “De Pontón a Sombrero”, “sus visitas y changas a Corrientes capital”, “La Guerra de Malvinas” y otros momentos como el llamado al regimiento y la noticia de su fallecimiento.
Los distintos momentos narrados se recopilaron gracias a las entrevistas realizadas por los alumnos y docentes, así como el posterior análisis de la información obtenida. 
El documento fue presentado en diciembre de 2018 ante el Consejo de Educación de la Provincia de Corrientes, junto con una nota que solicita la imposición del nombre “Héroe de Malvinas Ramón Cirilo Blanco” a la Escuela Nº 784.
“Con este proyecto, todos conocimos a Ramón Cirilo Blanco, aprendimos sobre su vida en el paraje, sobre las circunstancias en las que fue convocado a la guerra, conocimos su experiencia como soldado, aquello que lo caracterizaba y distinguía de los demás compañeros” explicó la directora Mabel Miranda.