09/08/2022

Rodríguez Larreta: "los que tienen que decidir cómo será el desarrollo productivo de la provincia son los correntinos y no desde Casa Rosada"



El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a pedirle al gobierno nacional un rumbo claro, al tiempo que señaló que desde Juntos por el Cambio y con el gobernador Valdés “estamos trabajando en un plan para sacar el país adelante y un plan para Corrientes", decidiendo desde la provincia cuál va a ser su desarrollo productivo.

Durante una entrevista radial a Corrientes, el referente de la oposición cuestionó hoy al Gobierno Nacional por las improvisaciones y la falta de previsibilidad: "le deben a todos los argentinos un plan que nos diga hacia dónde vamos”. “No hay previsión, no hay un programa integral que nos diga cómo vamos a crecer, cómo generamos más trabajo, cómo vamos a recuperar las economías regionales", agregó

Consultado por la llegada de Sergio Massa al Poder Ejecutivo, el funcionario afirmó: "El cambio de nombres no significa nada si no presentan un plan integral, sino sabemos qué van a hacer”. Y aseveró: “No existen las soluciones mágicas".

Rodríguez Larreta reclamó por un mayor federalismo: "A partir del Gobierno kirchnerista Argentina es cada vez más un país unitario, con la concentración de recursos en el gobierno central". Agregó también que "los que tienen que decir cómo será el desarrollo productivo de Corrientes tienen que ser los correntinos, no desde Casa Rosada".

"Estamos trabajando con Gustavo Valdés por un plan federal para salir adelante", aseguró. Pero se lamentó que "no sabemos cómo va a estar Argentina ahora a la tarde, menos vamos a saber cómo va a estar el 10 de diciembre de 2023". Por otra parte dijo que Corrientes tiene un potencial enorme, destacando especialmente el turismo, ganadería y agricultura. Para explotarlo "tenemos que devolverle la visión federal a la Argentina", expresó.

"Se requiere una redistribución de los recursos, mucho de lo que maneja Nación tiene que pasar a las provincias, no puede ser que para construir 20 viviendas los gobernadores tengan que golpear las puertas en Casa Rosada", concluyó.