27/06/2022

"La transición hacia la economía circular debe hacerse con perspectiva de género"



La coordinadora de Proyectos en ONU Mujeres Argentinas, Lisa Solmirano, señaló este miércoles que la transición hacia la economía circular "debe hacerse con las mujeres y desde una perspectiva de género", para que se cree un modelo sostenible integral y justo.
"Consideramos que la transición hacia la economía circular debe hacerse con las mujeres y desde una perspectiva de género", dijo Solmirano en declaraciones a Télam Radio, luego de participar de la segunda edición de la Cumbre Mundial de la Economía Circular, que se realiza en Córdoba.
La economía circular es un nuevo paradigma que busca redefinir los ideales de crecimiento y desarrollo con el objetivo de transformar el modelo productivo actual y pasar de una economía lineal de extracción, producción, consumo y desperdicio, a una circular, eficiente y responsable con el uso de los recursos.
Solmirano afirmó que "las mujeres son uno de los sectores más afectados por la crisis ecológica, el cambio climático y los desastres naturales porque son las que presentan mayores niveles de pobreza y dependen más de los recursos que están bajo amenaza".
"La perspectiva de género en las estrategias de economía circular implicaría no sólo alentar una mayor participación y liderazgo de las mujeres, sino también considerar de forma integral las condiciones estructurales y las brechas que han enfrentado históricamente las mujeres para participar de las actividades económicas y productivas", agregó.
Sostuvo que "a nivel mundial son las mujeres y las niñas quienes están liderando iniciativas sostenibles", y que la contribución de las mujeres a las prácticas circulares y respetuosas con el medio ambiente "debería producirse en un marco de acceso igualitario a las oportunidades que les permitan a las mujeres actuar como líderes del cambio para la circularidad en todos los ámbitos y sectores".
Asimismo, aseguró que "existe también una brecha de género dentro de la economía circular", debido a que participan en general de actividades asociadas al sector informal y con bajos niveles de productividad y uso de las tecnologías.
Consideró que "no debemos dejar de mirar los techos de cristal y los suelos pegajosos que siguen siendo obstáculos también para que las mujeres alcancen a los a los cargos más altos, y que se derriben los patrones de discriminación que mantienen las mujeres en los últimos niveles de la escala de empleos".
"Alcanzar un desarrollo sostenible es el propósito y el fundamento de la economía circular y por lo tanto forma parte también de lo que son los objetivos de la agenda de desarrollo sostenible o la agenda 2030; este objetivo del desarrollo sostenible no puede alcanzarse sin la igualdad de género", concluyó.