27/06/2022

Cambia, todo cambia: los nuevos hábitos de los fanáticos a la hora de mirar fútbol ​



El siglo XXI es sinónimo de cambios constantes: la masividad alcanzada por internet ha revolucionado cada aspecto de nuestra vida cotidiana. Así, trabajar, estudiar, entretenerse, comunicarse con nuestros amigos y cientos de pequeñas actividades se han visto transformadas. Incluso las que parecían que nunca se podían llegar a modificar, como es el caso de la pasión por el fútbol. A continuación, una serie de nuevos hábitos que dirán presente en la próxima Copa del Mundo Qatar 2022.

Como no podía ser de otra manera, este año se respira fútbol por todos lados. La inminencia de la próxima edición del Mundial FIFA Qatar 2022 tiene a todos en vilo y la adrenalina invade el aire. Ahora bien, de acuerdo a la mirada de muchos especialistas, esta edición del torneo más esperado por todos tendrá una serie de particularidades que pondrán en evidencia cómo han cambiado algunos hábitos en torno a mirar fútbol.

En primer lugar, los avances tecnológicos en materia de comunicación permiten estar conectados con nuestros seres queridos en todo momento. Así, las costumbres adquiridas en pandemia dirán presente en el próximo Mundial: ¿por qué no vivir un partido junto a nuestros seres queridos en otros países a través de una videollamada? Después de todo, a la hora de ver un encuentro, otras pantallas han ganado protagonismo.

Por ejemplo, hoy en día es muy común que mientras los protagonistas están en el campo de juego, los espectadores realicen otras actividades, siendo el de las apuestas deportivas uno de los principales. ¿Cómo apostar en un evento deportivo? Es cada vez más sencillo: con solo tener un teléfono móvil a disposición, es posible conectarse a las mejores casas de apuestas que permiten realizar tus pronósticos en vivo y en directo al mismo tiempo que te brindan valiosa información como estadísticas y resumen.

Por otro lado, en esta edición de Qatar 2022 tendremos que familiarizarnos aún más con las transmisiones inmersivas y multifacéticas. Se piensa que los más jóvenes priorizarán ver los partidos a través de Twitch y Youtube junto a sus streamers favoritos, mientras que otros creadores de contenidos harán producciones especiales para redes sociales. Sí, la televisión ha perdido terreno y ya no es la única dueña de la verdad a la hora de vivir un mundial de fútbol. ¿Quién puede pasar dos horas sin mirar el teléfono hoy en día?

Lo cierto es que las principales cadenas lo saben, por ello han buscado revitalizar sus emisiones, con cámaras exclusivas y la presencia de las máximas figuras de distintos ámbitos con el fin de recuperar algo del público más joven, así como también retener a la franja de adultos que también se ven tentados de probar nuevas experiencias.

Así, los partidos de Qatar prometen ser novedosos en la historia de la televisión: hologramas, estadísticas, mapas de calor, planos exclusivos para ver cada jugada y movimiento de las máximas estrellas y hasta la posibilidad de elegir quién queremos que comente el partido.

A todo esto, claro, se le debe sumar el patrocinio de grandes marcas, que buscarán que sus logos y nombres aparezcan de la mano de productos de primera calidad. En un terreno fértil de inversión como es Qatar, el espectáculo parece estar asegurado para todos y todas.

Así entonces, es posible que nos enfrentemos ante ciertos duelos generacionales cuando una familia se reúna a ver el partido: mientras que los más chicos verán todo en su celular u ordenador portátil, los más grandes contarán con distintas propuestas con el fin máximo de vivir toda la pasión que un mundial tiene para ofrecernos.