20/10/2021

Covid: Argentina está afuera de la "lista roja" de Reino Unido



El gobierno británico retiró el jueves a 47 de los 54 países y territorios que formaban su "lista roja" de restricciones a los viajes internacionales debido a la Covid-19, incluyendo a Argentina, dejando solo a siete, todos ellos ubicados en Latinoamérica y el Caribe.
A partir del 11 de octubre, solo los viajes a Inglaterra desde Colombia, Ecuador, Haití, República Dominicana, Panamá, Perú y Venezuela continuarán exclusivamente limitados a ciudadanos británicos y residentes.
Estos seguirán teniendo que realizar 10 días de cuarentena obligatoria en hoteles designados por el gobierno, pero pagados por los viajeros.
Entre los 47 países y territorios que el próximo lunes se verán libres de esta restricción figuran todos los demás de la región, desde Argentina hasta México, pasando por Brasil o Cuba.
"A partir del 11 de octubre, Argentina sale de la lista roja del Reino Unido. El viaje para personas de todas nacionalidades se permite de nuevo entre ambos países", indicó la Embajada británica en Buenos Aires.
"Estamos facilitando el reencuentro de las familias y los seres queridos, al reducir significativamente el número de destinos en la lista roja, gracias en parte al aumento de los esfuerzos de vacunación en todo el mundo", afirmó por su parte el ministro de Transportes, Grant Shapps.
Asimismo, las personas completamente vacunadas en el marco de un programa nacional reconocido por el Reino Unido que lleguen desde estos orígenes ya no tendrán que presentar un test de Covid-19 con resultado negativo antes de embarcar, ni realizar dos costosas pruebas PCR tras su llegada a Inglaterra.
En su lugar, bastará realizar un test de antígenos, mucho más asequible, en el segundo día de su estancia, consignó la agencia de noticias AFP.
Quienes no estén vacunados, o el programa de su país no haya sido reconocido por Londres, como ocurre por el momento con Argentina, seguirán teniendo que aislarse en sus domicilios durante 10 días y realizar los dos PCR obligatorios.
En el marco de una simplificación de los viajes internacionales bajo fuerte presión de los sectores turístico y aéreo, muy duramente golpeados por la pandemia, el Reino Unido empezó a reconocer con regularidad las vacunaciones realizadas en más lugares del mundo.