21/10/2021

​Sorpresivo vuelco: buscan a dos “sicarios” por el crimen de la mujer del barrio Pirayuí



La Justicia correntina busca a dos sicarios que habría sido los autores del asesinato a balazos de Juana Rosa Rojas en la noche del sábado en el barrio Pirayuí, un hecho por el que está detenido el ex esposo de la mujer, un cabo primero de la Policía de la Provincia en actividad, sospechado de ser el instigador del ataque.  
 
El transcurrir de las horas y de la investigación dejó en claro muchos datos que en un primer momento fueron confusos, como el hecho de que quien había realizado el ataque fue el ex esposo de la víctima o que este era un agente retirado de la fuerza.  
 
La fiscal que entiende en la causa, Sonia Meza, confirmó que la principal hipótesis que se maneja contempla la participación de dos sicarios, uno que efectuó los disparos y otros que hizo de apoyo en una moto para la huída.  “Tengo elementos suficientes para avanzar en esa línea investigativa”.
 
En declaraciones a Radio Dos, la fiscal número 4 afirmó que “Hay elementos que me llevan a pensar que Maciel es el instigador y está relacionado con el hecho. Preocupa mucho que pueda haber personas que puedan llevar a cabo estos encargos. El contexto me permite pensar en esta hipótesis”.
 
“Le dispararon y después la remataron. Se aseguraron que haya muerto. Todo ocurrió cerca de las 22 o 22.15, fue cuando los vecinos escucharon disparos” afirmó la fiscal para quien la posibilidad de un robo está descartada.
 
Hasta el momento el único detenido es el ex esposo de la mujer, un cabo primero de la Policía de Corrientes en servicios en la División de Seguridad y Vigilancia y que prestaba adicional en una empresa ubicada sobre la Ruta Nacional 12.
 
Ramón Erlindo Maciel, de 55 años, es el único detenido: “hay un detenido e involucrado en la muerte de la señora. Se trata de un hombre de apellido Maciel. Tenía restricción de acercamiento por un Juez de Familia por un trámite complicado de divorcio”, confirmó la Fiscal quien reveló que “nunca hubo denuncias formales” de violencia de género y que la restricción de acercamiento fue expuesta por la mujer en el trámite de divorcio. “Pero nunca hubo denuncias. No hay una causa en un juzgado relacionado a eso. Tampoco por amenazas” dijo.
 
Maciel este detenido como posible instigador del crimen, “no como autor material”  destacó la funcionaria judicial para quien “los autores materiales fueron otros dos sujetos” que se están tratando de identificar. “Me voy a reservar muchos datos. Hay pocas cámaras en la zona, pero tenemos varias declaraciones testimoniales” afirmó.
 
Juana Rosa Rojas, de 52 años, murió el sábado a la noche a causa de al menos cuatro impactos de proyectiles en la espalda, cabeza y brazos. La asesinaron en su casa del complejo habitacional 50 viviendas del barrio Pirayuí, sobre calle 750 y a tres cuadras del conocido “Puente Blanco”
 
Dos hombres llegaron a la casa de la mujer donde había montado un pequeño kiosko alrededor de las 22.15. Uno de ellos bajo de la moto y le pidió una lata de cerveza, cuando la mujer se dio vueltas para ir a buscar le disparó al menos 4 veces, volvió a subir a la moto y escaparon hacia un asentamiento cercano.
 
Una hora más tarde Ramón Maciel, quien habría abandonado la casa familiar ern el mes de abril pasado aproximadamente, fue detenido en la sede de una firma comercial ubicada sobre la Ruta Nacional 12 donde prestaba el servicio de adicional.
 
"Sentimos los cuatro balazos, pero no se veía nada porque no andaba el poste de luz" relató una vecina de la mujer a la que, según cuenta "cuando salimos a mirar ella ya estaba tendida en el piso, en la puerta de su casa"
 
Los vecinos aseguran que “no se veía violencia, si pasaba era adentro de la casa” y destacan que la víctima del crimen “ella vivía tranquila, trabajando, no molestaba a nadie”. “Estaba empezando”  con su emprendimiento comercial, y que para vender debía salir de la casa y caminar hasta la reja del frente de la vivienda.