07/12/2021

El Paraná está más de 2 metros por debajo del límite de aguas bajas



El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente publicó el informe semanal del Instituto Nacional del Agua destacando la continuidad de la bajante extraordinaria del río Paraná. En Corrientes permanece más de 2 metros por debajo del límite de aguas bajas y durante la última semana no se registraron precipitaciones significativas sobre el tramo. Está previsto que estas condiciones se mantengan para la semana próxima producto del ingreso de un sistema de altas presiones sobre la región.

El caudal entrante a Yacyretá, presentó oscilaciones; el 23 de julio se registró el máximo semanal próximo a 6.500 metros cúbicos por segundo (900 metros cúbicos por segundo menos que el máximo de la semana anterior). Desde entonces se encuentra en leve disminución.

El día 28 de julio se mantuvo oscilante, próximo a 5.800 metros cúbicos por segundo. El promedio semanal de 6.100 metros cúbicos por segundo permanece muy por debajo del promedio de los últimos 25 años. Prevalecerá una leve tendencia descendente durante la próxima semana, muy dependiente de la evolución de las lluvias sobre la cuenca de aporte directo.

La descarga se va regulando de manera similar a la afluencia; se mantuvo con un valor próximo a los 6.500 metros cúbicos por segundo durante la semana. El día de hoy se observa del orden de 6.100 metros cúbicos por segundo. Se ubicaría en breve levemente por debajo de 6.000 metros cúbicos por segundo.

En Corrientes – Barranqueras, el nivel permaneció con oscilaciones acotadas durante toda la semana sin tendencia definida. El día 28 de julio registró una lectura próxima a 0,32 metros y 0,45 metros, respectivamente, siendo estas similares a los mínimos observados en el mes de mayo del 2020 y permaneciendo más de 2,00 m por debajo del límite de aguas bajas. El promedio semanal de 0,39 metros se encuentra 3,31 metros por debajo del promedio mensual de julio de los últimos 25 años.

Continuaría permaneciendo en la franja de aguas bajas, en franco descenso, ubicándose próximamente por debajo de su cero de escala. La futura evolución dependerá fuertemente de la evolución de las lluvias en la región, especialmente en la parte de la cuenca de aporte de respuesta más rápida (cuenca del río Iguazú, cuenca próxima al embalse de Itaipú y cuenca de aporte al tramo misionero-paraguayo). De no ocurrir estas lluvias, la tendencia será descendente leve, pero persistente.

En Goya el nivel aumentó levemente, sin embargo continúa en valores muy por debajo de lo normal. El día 28 de julio registró una cota en torno a 0,76 metros siendo este valor 1,84 metros inferior al límite de aguas bajas. El promedio semanal observado de 0,74 metros se encuentra 3,08 metros por debajo del promedio mensual de julio desde 1996. Se acentuará el descenso en las próximas dos semanas.

Río Uruguay

El río Uruguay, leve tendencia al descenso con oscilaciones poco significativas en gradual incremento. Las marcas se registraron por debajo de valores normales todavía leve o moderadamente por encima de aguas bajas.  

Durante la última semana no se observaron precipitaciones significativas sobre las áreas de aporte a los diferentes tramos de la cuenca. De esta manera prevalece el consumo por sobre la recarga de la reserva y el aporte en ruta continúa disminuyendo.

En el tramo Santo Tomé – Paso de los Libres el nivel hidrométrico continúa disminuyendo de manera gradual, con oscilaciones poco significativas, aun dentro de la franja de aguas medias aproximándose hacia el rango de aguas bajas.

Las previsiones numéricas de precipitación señalan eventos precipitantes poco significativos. En consecuencia, el escenario más probable consiste en la persistencia de la leve, gradual y generalizada tendencia al descenso observada últimamente.