25/06/2021

Aventura y naturaleza en las Yungas, a minutos de San Miguel de Tucumán



En la cima del cerro San Javier, a unos 25 kilómetros de la ciudad de San Miguel de Tucumán, por la Ruta Provincial 340, que según los habitués cuenta con más de cien curvas, se accede al portal de las Yungas tucumanas que abraza al visitante con una exuberancia verde y un escenario propicio para la práctica del turismo aventura.

Esta eco región que distingue el territorio tucumano por su entorno natural, y que une a la provincia con todo el norte argentino hasta el sur del Perú, es definida como la Capital Nacional del Senderismo, al ofrecer un sinfín de actividades al aire libre, de aventura y la oferta gastronómica.

Es aquí donde la ciudad de San Miguel de Tucumán y sus alrededores ofrece su impronta de destino de turismo de naturaleza, y donde su oferta de recreación, deportes náuticos, ciclismo, parapente, cabalgata y golf se practican en medio de un ecosistema que tiene la importancia de retener el agua y mantener el equilibrio de la biodiversidad.

Es común ver en el recorrido hasta el cerro San Javier a personas de todas las edades practicando actividades aeróbicas o simplemente caminando durante el viaje, que en una mirada rápida sobre un mapa, muestra los destinos de Yerba Buena, Villa Nogués, San Pablo, San Javier, El Siambón, Raco y El Cadillal.

En Yerba Buena se despliega la oferta de golf en canchas de primer nivel internacional y un amplio abanico de ofertas, como diversos centros comerciales; salas 3D; propuestas gourmet, cervecerías, restaurantes y bares para todos los gustos.

En esta zona, además, se puede visitar la Reserva Experimental Horco Molle y el Jardín Botánico, un circuito que se completa con un recorrido por el Parque Percy Hill.

A unos pocos kilómetros, siempre entre los verdes cerros por la Ruta Provincial 339, se arriba a la exclusiva localidad veraniega de Villa Nogués, construida entre lomas y quebradas .

Muchos eligen el relax y el confort que ofrece este lugar y optan por conocer el Camino de los fundadores y la Capilla medievalista de 1899.

Al llegar al cerro San Javier, lo primero que llama la atención es el monumental Cristo Bendicente, desde donde se pueden apreciar vistas panorámicas de la ciudad, sus alrededores y la Cascada del Río Noque en el Parque Sierras San Javier.

El lugar llamado Loma Bola es el preparado para hacer parapentismo -con reserva previa- y sitio ideal para que los novatos experimenten el vuelo de bautismo.

"No se necesita experiencia, porque cómo es biplaza, cada vuelo de bautismo se hace con un instructor, es súper suave, lento, muy tranquilo, se realizan vuelos para toda la familia", explicó Raúl Fort, experto en el deporte y director del Club de Vuelo Libre Los Pinos.

Añadió que el vuelo dura entre 15 a 20 minutos, pero para una primera experiencia no se necesita saber nada y depende también del clima, siendo los horarios más habituales entre el mediodía y la siesta.

Otra de las actividades "estrella" es el senderismo, con caminatas "para todas las edades" siempre que "no tengan dificultades para caminar", describió Eduardo Federico Olea, quien dirige "Caminata en las Sierras", un emprendimiento de servicios turísticos especializado en caminatas y trekking con sede en San Javier:

"Hay propuestas de trekking que tienen distintos niveles de dificultad, como la que sigue senderos por los cerros, y dura unas cuatro o cinco horas, depende el ritmo, donde se conoce la vegetación y hasta se disfruta del avistaje de aves", agregó.

Otra de las propuestas es la travesía a caballo, con un mínimo de duración de dos días en los que se recorre desde las yungas hasta los pastizales de altura saliendo desde Raco.

"Es de dificultad media", dice Nicolás Paz Posse, del emprendimiento Cabra Horco Expediciones, que diseña estas cabalgatas desde hace más de quince años y que nacido y criado en la zona.

Pasando El Siambón y Raco y retomando la Ruta Nacional 9, se accede a la villa turística de El Cadillal, famosa por el dique Celestino Gelsi, el mayor espejo de agua de la provincia. un sitio ideal donde se practican actividades acuáticas como Windsurf, kitesurf, paseos en lancha y catamarán.

Diego Sebastián Budeguer, con más de dos décadas en la actividad y dueño del emprendimiento El Cadillal en la costa del dique, aseguró que "los clásicos son los kayak, que son súper estables y cualquier persona sin experiencia previa los puede disfrutar", aunque "el que no se anima mucho puede remar junto con un instructor porque son dobles", agregó.

Para los más aventureros se ofrecen una propuesta de unas de cuatro horas de duración, que comprende una remada hasta la Tercer bahía, un punto en la costa del Dique y allí descienden y practican un rappel de 15 metros, disfrutan de un snack y vuelta a remar para retornar al punto de inicio.

Una de las últimas novedades dentro de la villa turística fue la construcción de Puerto Argentino, con gran participación del Ente de Turismo de la provincia, que cuenta con bares y restaurantes, heladería, oficina de informes turísticos, cajeros automáticos, baños públicos, y un teatro griego, entre otros.

Finalmente, un paseo en aerosillas muestra las vistas panorámicas más impactantes de su bio diversidad cuando se accede a la cima del Cerro Médici, donde se encuentra el Museo Arqueológico El Cadillal.

La arqueología y la naturaleza se unen en este paseo que invita a conocer la Reserva Natural Aguas Chiquitas, ubicada en las márgenes de las Sierras de Medina, dentro un ecosistema de selva montana con abundante vegetación y un arroyo que forma saltos y lagunas.