28/01/2021

Imponen tratamiento psicológico a una niña abusada por su padre condenado a 5 años de prisión



El Tribunal Oral Penal N°2 presidido por el doctor Juan José Cochia, y como vocales los doctores Ariel Héctor Gustavo Azcona y Román Facundo Esquivel, condenó a un hombre a 5 años de prisión como autor material responsable del delito de Abuso Sexual Simple, doblemente agravado por la condición de ascendiente y por haberse cometido en perjuicio de una menor de 18 años, aprovechando la situación de convivencia preexistente con la misma, en la modalidad de delito continuado.
El fallo dispuso además la realización de un tratamiento psicológico de la niña víctima del delito, en el Centro de Salud más cercano a su domicilio, basándose en el Interés Superior del Niño y teniendo en cuenta las circunstancias particulares del caso.
El imputado fue condenado a 5 años de prisión, pero los integrantes del Tribunal además encomendaron a la Asesoría de Menores que controle el cumplimiento de la atención que debe recibir indefectiblemente la víctima, basándose en el Interés Superior del Niño. La madre debe ser la encargada de gestionar y hacer cumplir las sesiones de terapia.  
Los derechos de los pequeños están protegidos por la Convención de los Derechos del Niño y la Ley N° 26.061 de Protección Integral de los Derechos de los niños, niñas y adolescentes.
Responsabilidad de la madre y la Asesoría de Menores
Los magistrados ordenaron a su madre a gestionar y trasladar a su hija a los turnos que le correspondan y para comprobar de que esto se cumpla, deberá presentar una constancia semestralmente al Juzgado de Menores donde se tramita el expediente tutelar.
El control de que la medida se concrete, lo debe hacer la Asesoría de Menores e Incapaces N°4.

Objetivo del tratamiento psicológico

Los integrantes del tribunal decidieron tomar la medida para ayudar a la víctima a superar las consecuencias de haber sufrido situaciones de abuso sexual, por parte de su padre biológico, ocurridos en dos oportunidades durante los meses de abril y julio de 2019, período durante el cual convivía sola en el domicilio de este, en situación de vulnerabilidad y desprotección.
La decisión de ordenar acciones concretas a cargo de la madre, en beneficio de la niña y el control de su cumplimiento por parte de la Asesoría de Menores, surgió luego de que los Jueces advirtieran que la víctima padeció hechos de violentización sexual por parte de su padre, abusos que fueron denunciados por la madre quien manifestó que nunca llevó a su hija a tratamiento psicológico, porque esperaba recibir una orden de parte del Juzgado.