10/07/2020

Covid-19 | Sin casos activos, Corrientes flexibiliza aún más la cuarentena y resguarda sus fronteras


Corrientes no tiene casos activos del nuevo coronavirus. De los 78 casos positivos registrados desde el inicio de la pandemia en la provincia, todos se recuperaron y fueron dados de alta, por lo que el distrito quedó íntegramente como “zona blanca”. Así lo confirmó ayer el gobernador Gustavo Valdés en una conferencia de prensa en el Salón Amarillo de la Casa de Gobierno, donde anunció que Corrientes ingresa en la fase 5 del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y la habilitación de nuevas actividades.
“Gracias a Dios, podemos decir que no tenemos coronavirus en territorio correntino. Los últimos que padecían la enfermedad fueron dados de alta. Los que estaban en el Servicio Penitenciario dieron negativo y los últimos médicos también dieron negativo. En Corrientes no hay coronavirus positivo”, aseguró.
Con ese panorama epidemiológico, Valdés anunció que la provincia ingresa en la fase 5, llamada “nueva normalidad”, con la habilitación de actividades como bares y restaurantes, gimnasios, hoteles y reuniones sociales los fines de semana. 
La nueva fase implicará “reforzar controles en puentes”, en especial el de Paso de los Libres-Uruguayana y Santo Tomé-San Borja, debido a que Brasil es el “nuevo epicentro mundial del coronavirus”, dijo Valdés, y también el de Ituzaingó-Ayolas. 
Otro paso de “especial cuidado” será el puente General Belgrano, donde se restringirá “aún más” la circulación, ante la situación en Chaco con la covid-19, donde al día de hoy se registran 755 casos positivos y 43 fallecimientos acumulados.
En ese caso, deberá tramitarse un permiso para circular entre Chaco y Corrientes. Solo están exceptuados de él las fuerzas armadas y de seguridad (Gendarmería, Prefectura, Policía Federal, Policía Aeroportuaria y las provinciales), emergencias médicas y transporte de carga.
El permiso será para el personal de Salud, encargados de comercios que vivan en Chaco, pacientes (como oncológicos y cardíacos) que necesiten atención médica en Corrientes y miembros superiores de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de ambas provincias y nacionales. El trámite deberá hacerse en esta página web.


Además, habrá controles en los accesos a la provincia en San Carlos (ruta 14), Colonia Liebig (ruta 71), San Borjita (ruta 12), Mocoretá (ruta 14) y Pueblo Libertador (ruta 12). 

Nuevas actividades habilitadas

-Hotelería y hospedajes: se implementará el programa Hospedaje Seguro, que incluirá a visitantes provenientes de zona blanca y de zona roja. Quienes vengan de localidades sin coronavirus se alojarán en a hoteles de zona blanca. Quienes vengan de zona roja (Buenos Aires, por ejemplo), en el hotel Confianza. Los Municipios deberán resolver si se adhieren al programa. 

-Gimnasios: a partir del 1 de junio. Se aplicará un protocolo estricto para el personal y los asistentes. Será obligatorio el uso de barbijos.

-Bares y restaurantes: el factor de ocupación será del 50%, no habrá servicio de barra y 4 personas como máximo por cada mesa. Hay que solicitar turnos, no debe haber espera y se debe cumplir con un estricto protocolo de seguridad e higiene. El propietario deberá tener una lista con los nombres de los clientes y teléfonos de contacto. Se deberá usar barbijo, excepto en el momento de ingerir. 

-Reuniones sociales: se habilitan los encuentros con amigos los sábados y con familiares, los domingos, con no más de 10 personas y el cumplimiento de las medidas de higiene, distanciamiento social y barbijos.

-Autorización para cazar. 

-Siguen habilitadas las caminatas, trote, paseo en bicicleta y deportes sin contacto como estaban programados. El 8 de junio podrían incorporarse otras.

-Transporte interurbano: se analizan los protocolos y se espera avanzar en el próximo anuncio dentro de las zonas blancas.

-Se habilita el funcionamiento de la administración pública, sin el personal de riesgo.

Valdés aclaró que el estado actual de Corrientes (sin casos activos de covid-19) “no quiere decir que no vaya a haber más”. “Quiere decir que la situación está controlada. El 100% del territorio correntino está en zona blanca”, aseguró. 
El gobernador repasó todas las medidas implementadas por la Provincia desde el 13 de marzo, cuando se declaró la emergencia sanitaria por el dengue y el nuevo coronavirus. “Los primeros casos venidos del exterior ya encontraron a los correntinos aislados, en casa, y con los mecanismos de prevención”, recordó respecto de la cuarentena, que se inició el 20 de marzo en todo el país. “Tuvimos que tomar medidas que parecían extremas. Nos tocó aislar barrios completos –más de 400 familias en la capital–, fortalecer el Laboratorio Central, hacer nuestros propios test y hacer testeos masivos en toda la provincia”, indicó.
“Compramos el equipamiento para nuestros médicos y enfermeros, y empezamos a pensar en un sistema de salud paralelo, para que no se mezcle con el habitual. Tomamos decisiones acertadas, como construir un hospital de campaña, para 1.000 personas con 300 UTI, lo que equivale a multiplicar por 10 las terapias intensivas disponibles”, detalló. 
“Salimos a buscar la posibilidad fabricar respiradores a través de Ciencias Exactas de la UNNE, coordinados por la Secretaría General [de la Gobernación] y el Ministerio de Salud. Hay 80 fabricados, con resultados satisfactorios y positivos”, agregó. 
Mencionó los dos aviones de la Provincia equipados para el traslado de pacientes con covid-19 y el trabajo del Banco de Sangre con plasma convaleciente, y remarcó que “lamentablemente, el mundo no ha podido aún fabricar una vacuna, no ha encontrado una cura para el covid-19”.
Por ello, dijo que “la guerra contra el coronavirus no está ganada aún. Si vuelve a reaparecer el virus, tenemos que poner todo nuestro esfuerzo y no perderle paso y la trazabilidad. Si nos va mal, vamos a volver a las fases anteriores”, advirtió.