01/06/2020

​LNB: en cuarentena, los jugadores de San Martín siguen trabajando en sus casas


Los jugadores de San Martín de Corrientes continúan entrenándose en sus casas, debido a la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno nacional y la consecuente suspensión de las actividades competitivas de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) por el nuevo coronavirus.
Con rutinas de entrenamiento enviadas por el preparador físico, Francisco Gamarra, el plantel se mantiene en constante movimiento. Además, cada jugador tiene una dieta estricta y personalizada.
Durante las próximas semanas y a la espera de noticias sobre la continuidad de las actividades en todo el país, el equipo de San Martín continuará con estas rutinas que servirán para seguir sumando trabajo y actividad para que el equipo llegue de la mejor manera a la reanudación de la competencia los primeros días de mayo. Mientras duró la competencia de fase regular, el Rojinegro logró ubicarse en la séptima colocación, con un récord de 13 victorias y 10 derrotas.
El capitán del equipo rojinegro, Iván Basualdo, analizó la coyuntura: “Estoy llevando esta situación bastante tranquilo y bien, tratando de manejar la ansiedad por la incertidumbre, pero confiado en que si seguimos haciendo las cosas bien, esto pasará más rápido”. 
“En mi caso, mi hermana, que es enfermera, es la que nos hace tomar real conciencia de esta situación, así que estamos tomando los recaudos y los cuidados, haciendo cada uno su parte y manteniendo la calma, sabiendo que pronto volveremos a nuestra vida normal, mientras tanto tenemos que estar todos tranquilos y solo esperar que pase”, indicó el pívot.
Con respecto a la continuidad de la competencia, Basualdo consideró: “Una vez que arranquemos nuevamente con los partidos, seguro nos llevará un tiempo volver a acomodarnos, va a depender de cómo hayamos podido llevar este tiempo, no sé cómo nos encontrará. Sé que cada uno está haciendo su parte desde sus casas de acuerdo a sus posibilidades, pero seguimos todos entrenando puertas adentro”.
“Al estar tanto tiempo sin entrenarnos, como de costumbre, va a pasar un tiempo para volver a la normalidad y el que más rápido se pueda volver a acomodar tendrá una ventaja seguramente, pero no es algo en lo que tengamos que pensar ahora. Es todo muy incierto, la prioridad es pasar esto lo más rápido posible, mantenernos tranquilos y con ánimos”, reflexionó el interno.