14/11/2019

Quedó preso acusado de intentar violar a una chica de 13 años

La presunta víctima se dirigía a la casa de una amiga, situada a 100 metros del domicilio. Alertada por los gritos, una vecina salió en ayuda. 


Un joven quedó detenido acusado de intentar violar a una adolescente. El presunto ataque ocurrió en un barrio de la ciudad de Esquina. La situación generó una tensión vecinal y la policía se mantuvo expectante para intervenir en caso de desmanes contra el domicilio del imputado.
La denuncia quedó radicada en la comisaría de la Mujer y del Menor. Además, interviene la comisaría 1ª y el Juzgado de Instrucción a cargo de Gustavo Vallejos.

Inesperado ataque

El sábado 12, cerca de las 19, una chica de 13 años se dirigía caminando hasta la casa de una amiga, situada a unos 100 metros de su domicilio. Pero, antes de llegar, salió a su paso un  muchacho, a quien lo conoce, quien pretendió que la adolescente ingrese a la casa. Ante la negativa, la habría agarrado de los brazos con intención de llevarla por la fuerza. La menor siguió resistiendo y el agresor habría comenzado a manosearla. Los gritos de la víctima alertaron a una vecina, que se asomó a la vereda y vio a una pareja que forcejeaba. Intervino y el muchacho la dejó y ella entró a la casa.
La señora conoce a la menor y rápidamente avisó a sus padres. 
La situación conmocionó al vecindario y la gente empezó a ganar la calle. 
Alertada la policía, se inició el procedimiento. Los padres fueron a radicar la denuncia en la comisaría de la Mujer y del Menor. Al dar intervención a la Justicia, se ordenó allanar la finca del acusado. Se montó un operativo para evitar desmanes ante la convulsión vecinal por el hecho. 
“Se detuvo al muchacho para que comparezca como imputado y para resguardar su integridad física y proteger sus bienes porque el hecho causó mucho enojo en los familiares y amigos de la víctima”, dijeron fuentes judiciales a Actualidad Esquina.
Se recolectarán todas las pruebas y el juez esperará el informe médico realizado a la menor así como el testimonio de la vecina que acudió en auxilio. Todo esto se volcará en  el sumario policial, entre eso, la declaración de la chica. 
Posteriormente, esa pieza se elevará al Juzgado y el magistrado correrá vista al fiscal para que considere si hay que tomar otras medidas. Luego, se resolverá la situación procesal del acusado. 
Previamente lo identificarán formalmente en el Juzgado, le harán conocer los cargos y le preguntarán si quiere declarar. Para este trámite tendrá que designar un abogado, o, caso contrario, será asistido por un defensor oficial.