21/10/2019

​“Los pobres no son una molestia, son una oportunidad”

El arzobispo de Salta, Mario Cargnello, dirigió ese mensaje al presidente Macri, presente en la misa de celebración del Señor y la Virgen del Milagro, en la capital de esa provincia.


Foto: Presidencia de la Nación

El arzobispo de Salta dijo que “los pobres no son una molestia, son una oportunidad”. Mario Antonio Cargnello, se dirigió ayer al presidente Mauricio Macri durante la misa de celebración del Señor y la Virgen del Milagro.
Luego de recordarle que había prometido luchar por el objetivo de alcanzar la “pobreza cero” en el país, el prelado convocó al jefe de Estado a escuchar a los pobres que, dijo, “son maestros que nos enseñan”.
Tras agradecer la presencia del presidente en la celebración, Cargnello recordó que Macri “dijo a todos los argentinos que se ha sentido golpeado” tras los resultados de las PASO y, en ese clima, le dijo al mandatario que quería “hablarle de corazón a corazón”, ya que había decidido ir hasta Salta para participar de la misa.
“Ha venido a un buen lugar, a encontrarse con el Señor. Dios transforma el corazón y provoca la libertad”, dijo el arzobispo.
En ese tono hizo extensivo el mensaje al resto de las autoridades políticas presentes en el acto, entre quienes también estaban el candidato a vicepresidente y gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, y otros candidatos para los comicios provinciales que se realizarán el 10 de noviembre.
“Esto que digo vale para todos y para todo lo que se juega en el mundo de la política. Los pobres no son una molestia. Son una oportunidad. Los pobres son maestros que nos enseñan”, afirmó el arzobispo. Y al presidente le dijo: “Cuando usted empezó dijo que iba a luchar por la pobreza cero. ¿Qué le puede decir Salta ahora?”.
“Ayer, cuando veía los mineros, veía a gente humilde. Trabaja en La Puna. Han venido caminando con 15 grados bajo cero. Trabajan en esa situación. Es gente que trabaja horas y horas en situaciones de inclemencia para darle riqueza a la república”, aseguró.
Respecto del caso de los mineros, que peregrinaron hasta Salta, dijo: “Ellos vienen juntos, el dueño de la mina, el gerente y el último de los mineros. Y provocan una nueva sociedad. ¿No es posible venir juntos caminando por la historia? ¿Por qué creemos que la historia tiene que hacerse desde la pelea?”.
“Nos lo enseñan los pobres”, aseguró y añadió: “Por eso, Mauricio, has hablado de la pobreza. Llévate (entonces) el rostro de los pobres. Son dignos, ¡son argentinos!”.Además, entre aplausos de la gente, el arzobispo Cargnello acotó: “Son respetuosos y merecen que nos pongamos de rodillas delante de ellos. Vale para todos hermanos, nada más”.

Télam