21/10/2019

La llevaron al hospital por quemaduras y descubrieron que sufrió abusos

Es una nena de 2 años, oriunda de Bella Vista. Tiene el 25% del cuerpo afectado por un accidente doméstico. Cuando la revisaron, los médicos advirtieron que había signos de violación. Dos familiares están demorados.


Una nena de 2 años sufrió quemaduras al derramarse sobre ella una olla con comida y, trasladada a un hospital, el examen médico constató que había sufrido abuso sexual.
Por el hecho, dos familiares se encuentran demorados bajo sospecha del ataque. El hecho ocurrió en una humilde vivienda de la localidad de Bella Vista.

“Está en riesgo”

El padre de la criatura se mostró consternado por la situación que vive. Por razones laborales, pasa la mayor parte del día en la localidad de Santa Lucía.
En declaraciones a Radio Dos, contó que “mi mujer estaba cambiando a mi otro hijo cuando escuchó los gritos de la nena y fue corriendo a ver. Mi hija se arrimó al fogón y se volcó la olla con la comida. Mi señora la lavó y la llevó al hospital de Bella Vista, donde recibió las primeras atenciones y luego la derivaron al hospital Pediátrico de Corrientes, donde los médicos constataron el abuso sexual”.
Enfatizó que “mi hija está en riesgo de vida. Por el momento, está respondiendo al tratamiento  habrá que esperar su evolución”.
Recordó que “el ataque sexual se habría cometido hace unos meses. Junto a mi señora, viajamos a la capital correntina y la nena quedó al cuidado de la abuela y en ese lapso habría ocurrido”.

El accidente

La nena tiene el 25 por ciento del cuerpo afectado por quemaduras de distintos grados. Ocurrió  el viernes 30 de agosto, en un domicilio de la localidad de Bella Vista. Fuera de la vista de su madre,  la niña se acercó al fogón donde se  estaba cocinando la comida para el almuerzo y al tocar la olla se cayó y se derramó.

Dos detenidos

Los médicos del Hospital Pediátrico “Juan Pablo II”, al examinar a la paciente, constataron que había sido violada por lo que dieron aviso a la policía, que a su vez dio intervención a la Justicia. 
Inmediatamente, se arbitraron los medios. Una comitiva se constituyó en el domicilio de la familia, en Bella Vista, y se iniciaron las actuaciones. 
Por disposición judicial, dos parientes quedaron demorados en el marco de su presunta responsabilidad en el hecho que se investiga. Se dispuso una serie de medidas probatorias, así como  la búsqueda de testimonios.