17/09/2019

Con críticas al intendente, avanza la organización de los corsos libreños

Según anticiparon dirigentes de las comparsas, la explotación estaría a cargo de un empresario que también realiza el carnaval de Monte Caseros. Califican como “un despropósito y apresurada” la decisión del Municipio de suspender el evento. 


Todo parece indicar que la pesadilla de cientos de comparseros libreños  está llegando a su final. En las próximas horas, una comisión de comparsas llegaría a un acuerdo para que dos empresarios de la zona se hagan cargo de la explotación de los carnavales. “No queremos brindar muchos detalles porque resta firmar el convenio, pero la intención es realizar los corsos el fin de semana del 15 y 16, y 22 y 23 de febrero”, dijeron a La República en forma coincidente algunos dirigentes de comparsas.
Más allá de las reservas, la dirigente de la comparsa Tradición Gisela Bares consideró que, a su criterio, la suspensión de la edición 2019 de los carnavales por parte de la Municipalidad de Paso de los Libres fue, cuando menos, “una locura y hasta una falta de respeto porque, más allá de que entendemos perfectamente las contingencias climáticas y sus consecuencias y el dolor de las familias, el Municipio se olvida de que las comparsas trabajan durante todo el año en recaudar fondos para la compra de los insumos para los trajes y  el armado de las carrozas, entre otros gastos”. 
“Tengo muchos años de carnaval  y sé perfectamente que el acondicionamiento y puesta a punto del sambódromo requiere, por lo menos, un mes de trabajo y en esta oportunidad no lo hizo. Sin contar que esta gestión sumó a su organigrama una Dirección de Carnaval”, dijo.
“Más allá de las idas y vueltas, nosotros en Tradición seguimos trabajando y, al igual que las restantes comparsas,  estamos listos para desfilar”, concluyó la dirigente.
Por su parte, Amado Bonpland, presidente de la comparsa Carumbé  comentó que, tras la suspensión y una serie de negociaciones, fueron autorizados para organizar la fiesta de Momo, haciendo una excepción a la ordenanza promulgada en 2010, en el mandato de Eduardo Vischi, que determinaba que la explotación del gran evento de verano de esa ciudad fronteriza estaría a cargo del Municipio. 
“La comuna nos cede en comodato algunos elementos imprescindibles para la realización de los corsos, como vallas, luminarias y portones. Para ello, debemos firmar un convenio. Lo haríamos en las próximas horas”, señaló. 
“Los dirigentes de las comparsas estamos decididos a llevar a cabo los carnavales y, para ello, estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo”, remarcó Bonpland.
Al ser consultado sobre la pertinencia de la suspensión de la edición carnavalera, el presidente de Carumbé  consideró como una decisión apresurada por parte del intendente Martín Ascúa. “No es la primera vez que en esta época del año Paso de los Libres atraviesa un contingencia climática, pero ello nunca fue motivo de suspensión”, indicó. 
En tanto que el presidente de la comparsa Zum Zum comentó que “los comparseros esperan ansiosos las definiciones porque están más que preparados, pero queremos cerrar los acuerdos y firmar todos los contratos correspondientes antes de confirmar la realización de los corsos”.

De subsidios y otras cuestiones

Fuentes bien informadas dijeron a La República que el Municipio entregó un millón y medio de pesos  en concepto de subsidio, a cada una de las comparsas de la edición especial. En tanto que a las de Categoría B, un millón de pesos, sumando así un total de 6 millones de pesos.  
Cabe consignar que tras el anuncio de la suspensión, el intendente Ascúa insistió en que no aportará ni un centavo más al carnaval y se abocará a lo que llama “la reconstrucción de la ciudad” luego de los azotes del tiempo. Pero transfirió a las instituciones la organización de los corsos e hizo algunas concesiones, como ser la entrega de las entradas ya impresas y la provisión de luces, cables y vallas para ser utilizados en el escenario del carnaval.
Por esa razón, los presidentes de las tres comparsas mayores (Zum Zum, Carumbé y Tradición) comenzaron a buscar empresarios interesados en hacerse cargo de la organización. 
En su momento, habían dialogado con un empresario local pero no llegaron a un acuerdo. Esto los condujo hasta privados de Santo Tomé, quienes en principio, tendrían a su cargo la realización. 

Suspendieron el festival en homenaje a Montiel

Las dos fiestas populares más importantes de Paso de los Libres, el carnaval y el homenaje a Ernesto Montiel,  fueron suspendidas por el intendente Martín Ascúa, con la excusa de las intensas lluvias y las consecuencias que dejaron en la ciudad. 
Si bien las contingencias climáticas fueron fuertes, no provocaron daños irreparables como no abocarse al trabajo de estas.
Desde diferentes sectores de la sociedad se escuchan críticas que se hicieron eco en las redes sociales. En la oposición sostienen que fue una excusa que terminó cubriendo la improvisación del Municipio para hacer frente a la organización de estos dos eventos.
“El Departamento Ejecutivo Municipal, en conjunto con la Dirección de Cultura, decidió suspender la edición 2019 de la fiesta chamamecera por excelencia de la costa del Uruguay”, dijeron desde la Comuna. 
“La emergencia hídrica en la que se encuentra Paso de los Libres obliga a anticiparse a cualquier tipo de agravamiento de la situación actual y, por esas razones, el Municipio resolvió no realizar la edición 2019 del Festival Homenaje a Don Ernesto Montiel”, señalaron.