25/05/2019

​Información y respeto, requisitos para un parto cuidado y no invasivo

En el hospital Llano promueven el acceso de la información sobre los derechos que poseen las madres de elegir la forma en que darán a luz. Remarcan la importancia de acompañarlas sin intervenciones desmedidas. 


Bajo el lema “El poder de parir está en vos”, del 19 al 25 de mayo se conmemora la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetado. Ambos se fundamentan en necesidad de valorar el mundo afectivo de las personas y sus familias, como también la consideración de los deseos y necesidades de la madre, el padre, hijo y la libertad de las mujeres o las parejas para tomar decisiones sobre dónde, cómo y con quién parir.
“La ley nacional 25929, sancionada en 2004, garantiza el derecho a un parto natural, respetando las necesidades emocionales de la madre y del recién nacido, la intimidad y las pautas culturales, así como el acompañamiento por el padre, o quien la mujer elija, durante el trabajo de parto, el nacimiento y la internación”, comentó a La República la obstetra Claudia Fernández, quien integra el Servicio de Obstetricia del Hospital “Ángela Molina de Llano”.
Esta iniciativa surgió con el objetivo principal de visibilizar el modo en que se atienden partos en todo el mundo y exigir el cumplimiento de derechos vinculados al nacimiento. Estas campañas comenzaron en 2004, promovidos por la Asociación Francesa por el Parto Respetado (AFAR) y desde entonces se replica en distintos países
“El término ‘parto respetado’ o ‘parto humanizado’ hace referencia el respeto a los derechos de las madres, los niños y niñas y sus familias en el momento del nacimiento. Promueve el respeto a las particularidades de cada familia, acompañándolos a través de la toma de decisiones seguras e informadas”, puntualizó Fernández. Agregó que ello implica generar un espacio de confianza y contención donde la mamá y el recién nacido sean los protagonistas y donde el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible”.
“Cuando hablamos de parto respetado nos referimos que la mujer sea quien decida por sí misma y con toda la información necesaria, cómo desea vivir el parto, además del acompañamiento del equipo médico, pero sin comentarios innecesarios, ni abordajes o consejos invasivos”, remacó la profesional.

Ley 25929

“Una mujer embarazada tiene derecho, fundamentalmente, a recibir información (existencia de complicaciones, ventajas e inconvenientes de los posibles tratamientos), a decidir libremente la forma y posición en el momento del parto y a ser tratada con respeto y consideración de sus pautas culturales. Y eso está establecido claramente en la ley nacional”, señaló la obstetra.
Por otra parte, la norma también establece que se deben tener en cuenta los deseos y necesidades de cada mujer, como el estar o no acompañada por una persona de confianza en cada momento o el tipo ingesta alimentaria durante el proceso de parto. Se la debe informar sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante el parto y posparto y debe participar activamente en las diferentes decisiones y actuaciones de los profesionales.
Tiene derecho a no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación. Así como también a tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el centro de salud en el que es atendida, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales. Debe ser informada, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar. Además, recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de sí misma y del niño o niña, y sobre anticoncepción en el momento del puerperio.
“Para que el parto respetado se dé, es necesario brindar seguridad, y para ello es necesario que sea institucionalizado. El único lugar donde se pueden brindar seguridad y derechos es en un centro de salud”, dijo Fernández. En ese sentido, vale mencionar que muchas de las muertes de los recién nacidos y de sus madres pueden prevenirse si los chicos nacen en un lugar adecuado, donde se aseguren Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales (CONE) definidas por la Organización Mundial de la Salud. Las CONE constituyen recursos humanos, físicos y económicos que deben estar presentes en todos los centros e instituciones donde nacen los niños y niñas, para garantizar la mayor seguridad en la atención materno-infantil al momento del parto.
Por ello, el rol de los obstetras es fundamental en la atención del preparto, parto y puerperio, siendo facilitadores en el cumplimiento de los derechos mencionados. 

Conocer los derechos

Durante el embarazo, la gestante tiene entre otros derechos:
•
-A ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante el parto y postparto y participar activamente en las decisiones que acerca de las alternativas distintas, si es que existen.
•
-A ser considerada como persona sana, de modo que se facilite su participación como protagonista de su propio parto.
•
-A un parto respetuoso de los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados.
•
-A elegir quién la acompañe durante el trabajo de parto, parto y postparto.
• A tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.
•-A ser informada, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar.

-A recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de sí misma y del niño o niña.
•
-A ser informada específicamente sobre los efectos adversos del tabaco, el alcohol y las drogas sobre el niño o niña y ella misma.
•
-A no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación.

Charlas y formación obstétrica

“La provincia de Corrientes cuenta con una Tecnicatura Superior en Obstetricia, que busca generar recursos humanos capaz de acompañar los embarazos y trabajos de partos desde una visión más humana, sin ser tan intervencionista. Los egresados de la formación que se cursa en el Instituto “Carmen Molina de Llano” podrán asistir o acompañar a las madres en los distintos momentos y están facultados para hacer las derivaciones necesarias”, comentó también a este medio la obstetra del hospital Llano, Claudia Fernández.
Comentó también que en ese centro de salud se realizan los cursos de preparto, al que pueden asistir las embarazadas solas o acompañadas cuando ellas lo decidan. Se llevan a cabo los lunes, a las 9, y martes, a las 15. Son totalmente gratuitos. 
En el hospital además funciona la única residencia obstétrica de la provincia, allí se acompaña a las gestantes y sus parejas.
En relación a las distintas actividades programadas para realizar en el marco de la Semana del Parto Respetado, la profesional remarcó que hoy, a las 9, se realizará una charla sobre estimulación prenatal. El lunes 20, sobre la Ley 25929 y miércoles 22, lactancia materna.
“La intención es realizar diversas actividades en lo que resta del mes de mayo para que las mamás conozcan los servicios y se animen a hacernos todas las consultas necesarias”, concluyó Fernández.