20/02/2019

La reactivación del frigorífico Tomás Arias abrió la primera puerta a las inversiones del gigante asiático

El consorcio La Muralla China S. A. avanzó con la adquisición de la planta, inactiva hace más de diez años. Esta inversión de 10 millones de dólares generará 400 fuertes de trabajo y un horizonte de oportunidades para desarrollar potencialidades que tiene la provincia. Ya anticiparon interés en otros sectores productivos.


En un acto en la Sociedad Rural, el gobernador Gustavo Valdés destacó el compromiso de los empresarios y ratificó la política que lleva adelante el Gobierno para fomentar la industria en Corrientes. La compra del frigorífico por parte de inversores chinos abre un abanico de posibilidades para el futuro. De hecho, se confirmó que existen otros grupos económicos del gigante asiático interesados en el potencial de la provincia en materia forestal y en otros sectores que no se especificaron. 
El saldo de la visita de los embajadores fue positivo para futuras inversiones. “Es la primera vez que reunimos a los diplomáticos con los sectores empresariales. En las próximas semanas seguiremos trabajando para crear oportunidades concretas para la provincia”, dijo el gobernador. 
La reactivación del Arias busca exportar carne con hueso al mercado chino, que hoy se lleva el 54% de la carne vacuna (ver recuadro). En ese contexto, la provincia de Corrientes se ubica tercera por la cantidad de ganado y primera en novillo y desarrollo genético.  “Seis vacas por cada habitante”, había señalado el gobernador durante su discurso de bienvenida a los embajadores, el jueves pasado.
La posibilidad de trabar acuerdo con el mercado chino alentó a varios sectores productivos de la provincia. Mientras que Estados Unidos aplican medidas proteccionistas, el mercado chino avanza a pasos agigantados con enclaves empresariales en diferentes partes del mundo. En ese sentido, el gobernador destacó las condiciones que ofrece la provincia para avanzar con las inversiones. En este caso puntual, el Estado fue el facilitador para concretar ese negocio.
“Somos  la tercera provincia productora de carnes de la Argentina y no podíamos estar privados de tener nuestra industria frigorífica a gran escala, por eso este desafío, esta inversión que viene  a hacer  Muralla China es fundamental para el sector y la provincia está agradecida y vamos a estar acompañando esta inversión privada”, sentenció. 
En otro orden de temas, el gobernador contó que “también estamos conversando para atraer varias empresas, una tiene que ver con la industrialización de nuestra madera. Corrientes tiene 550.000 hectáreas forestadas y la provincia puede industrializarla y tener un complemento importante en desarrollo; el capital está y el mercado también. Y nosotros tenemos las mayores tasas de crecimiento en materia forestal. Sobre eso estamos hablando también con Muralla China y con otros inversores para que nosotros pongamos en valor toda nuestra materia prima”, destacó.
 Los empresarios chinos se manifestaron contentos por las condiciones que encontraron en la provincia para poder invertir. Desde el Gobierno se insiste en la seguridad jurídica, la red de parques industriales y la paz social, que no es un detalle menor. 
El gobernador hizo un llamado a todos los sectores productivos y empresariales a “seguir apostando al crecimiento y a la generación de valor agregado en Corrientes. Ese es el gran desafío”, dijo. Además, confirmó más inversiones para Riachuelo y para que el frigorífico municipal pueda ser ampliado con un proyecto de inversión para un frigorífico porcino y que “podamos ser en esta zona, la zona industrial de la carne”.

El custodio del frigorífico

Ernesto Lezcano es dirigente sindical y fue el custodio del frigorífico en estos años diez años que estuvo cerrado. Lezcano tenía la ilusión de que, algunas vez, esas puertas puedan volver a abrirse y ver de nuevo a hombres y mujeres ganarse con su trabajo el pan de cada día. Su sueño está cada vez más cerca. Cuando agradeció a las partes por la activación del frigorífico, Valdés lo recordó y reconoció el trabajo de custodia que realizó estos años y de esa esperanza que nunca se fue, a pesar de que la realidad muchas veces lo golpeó.  Este acuerdo permitirá muchas fuentes laborales, pero sin dudas la historia de Lezcano quedará en la memoria de quienes lo vieron perseverar en su sueño. Una historia que merecía ser contada.