20/02/2019

Cayó la temible banda de Nico, Maicho y Jhon

Uno intentó escapar arrojándose al Paraná. Un policía también se tiró al agua y lo detuvo. Tienen antecedentes por robos y arrebatos. 


Tres delincuentes detenidos y el secuestro de una variedad de elementos denunciados como robados dejó como saldo una serie de allanamientos realizados ayer. También se incautó una pistola de juguete con cartuchera.
Fuentes policiales indicaron que el procedimiento se realizó en la mañana de ayer en domicilios de los barrios San Benito y Arazaty. La banda atacaba en la Costanera Sur, en la zona de la playa y sus adyacencias.
Fueron detenidos tres jóvenes, de quienes trascendieron sus sobrenombres y apodos. Maicho (26), Nico (18)  y  Jhon  (23). Todos tienen antecedentes por robos en viviendas, arrebatos de carteras y celulares, y por romper los vidrios de las ventanillas de vehículos para apoderarse de las pertenencias de sus ocupantes.
En las viviendas registradas, hallaron e incautaron varias amoladoras, entre ellas una de alto valor que había sido sustraída de una empresa,  y herramientas, entre otros artículos. También secuestraron una pistola de plástico con cartuchera. En momentos en que la policía comenzaba su tarea, Jhon, uno de los malvivientes, salió corriendo de la casa y se dirigió hacia la costa del río Paraná y se arrojó al agua con intenciones de escapar. Varios agentes lo siguieron y un policía se tiró al agua y lo detuvo. 
El operativo estuvo a cargo del personal de la comisaría 2ª, que interviene por jurisdicción y donde se cometieron los delitos denunciados. Se contó con el apoyo de efectivos de la Dirección de Investigación de Criminal (DIC), de tropas de los grupos especiales de la División Infantería, el Grupo Táctico Operativo (GTO) y de la Policía de Alto Riesgo (PAR).
En uno de los tantos hechos involucrados, la pandilla ingresó a una casa situada por General Paz entre Elías Abad y Pago Largo, del barrio San Benito. Se apoderaron de una cartera con documentación importante de los propietarios y de una bicicleta. Escaparon por el techo. Más tarde regresaron para seguir robando. Pero el dueño de casa lo impidió. Corrió a los ladrones, que abandonaron  un televisor, que se rompió al caer en el suelo. En el robo a un departamento de un edificio del barrio Arazaty, los delincuentes fueron filmados por una cámara de seguridad. Esas imágenes permitieron las detenciones.