11/12/2018

Síndrome de Burnout: alto índice del síntoma en el personal sanitario

El relevamiento fue realizado entre personal de enfermería de hospitales de Corrientes y Chaco. La principal causa, la sobrecarga laboral. En la mayoría de los casos deriva en un estrés crónico.  


Un estudio de la Facultad de Medicina de la UNNE investiga la existencia del síndrome de Burnout en residentes de enfermería de hospitales de Chaco y Corrientes, una problemática caracterizada por la sobrecarga laboral, el estrés y otras situaciones propias de profesiones vinculadas a la salud.
El síndrome de Burnout (SBO) es un estado de cansancio físico y emocional típico de individuos que ejercen profesiones de ayuda a otros. Se caracteriza por actitudes negativas hacia los sujetos que constituyen el objeto de su trabajo y hacia el propio trabajo.
El SBO es también llamado “síndrome del trabajador quemado” e implica la evolución de factores condicionantes hacia un estado de estrés crónico. 
Múltiples investigaciones sobre el síndrome de Burnout han permitido identificar grupos de mayor riesgo, tales como las mujeres, edades mayores de 38 años, la antigüedad laboral y en particular al personal médico y de enfermería.
En el caso de su impacto en salud, un equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la UNNE busca caracterizar la problemática del síndrome de Burnout en el sistema de salud a nivel local y regional.
En el marco de esa línea de abordaje, pusieron en marcha un estudio en particular para el caso de enfermería, teniendo en cuenta que se trata de una actividad reconocida por la sobrecarga laboral, que es uno de los posibles causantes de estrés crónico.
Por lo tanto, el estudio iniciado tiene por objetivo describir la existencia del síndrome de Burnout en residentes de enfermería de distintas especialidades de hospitales públicos de Resistencia y la ciudad de Corrientes.
“Buscamos  reconocer la frecuencia, los factores de riesgo y las consecuencias a largo plazo de esta problemática, lo que puede contribuir en beneficio de una mejor salud”, explicó la Mónica Auchter, profesional médica e investigadora a cargo del estudio en el cual participan además Carolina Noelia Gómez y Oscar Medina.
El instrumento de recolección de datos fue una adaptación del Cuestionario Breve de Burnout (CBB), y fue aplicado a residentes de distintas especialidades como enfermería materno-infantil, hematooncología, UTI pediátrica, cuidados del adulto mayor de Corrientes. En Resistencia se aplicó en residentes de  enfermería materno-infantil y del adolescente, y en el servicio de cuidados críticos en el adulto.
De acuerdo con los resultados preliminares observados hasta el momento, los datos mostraron que 55% de los residentes presentaban SBO bajo, 25% SBO medio y 20% estaban claramente afectados por SBO.
En la dimensión “cansancio emocional” se observó que el 20% se presentaba afectado.  
El 40% refirió procurar no involucrarse emocionalmente con los pacientes y el 10% manifestó tener un escaso interés por el desarrollo profesional. 
En cuanto a la carga horaria, la mayoría cumplía 64 horas teóricas-prácticas semanales y 36% realizaba 56 horas.
El 11% del sexo femenino padece de abandono de la realización personal. Sus edades van de 28 a 31 años y eran residentes del área de cuidados críticos del adulto. 
“Se observó que niveles altos de SBO se dan principalmente en mujeres y en áreas más especializadas, ya que la mitad de los que tenían SBO eran residentes de cuidados críticos del adulto”, explicó la Auchter. Un dato significativo fue el porcentaje de residentes con escasa falta de realización personal, menor al 45% publicado por otro estudio.