11/11/2019

Si gana el kirchnerismo, “volverá la fiesta y la terminará pagando el sector primario”, advirtió Vara


El ministro de Producción de la Provincia, Jorge Vara, reiteró que al sector primario de Corrientes “le conviene” que el presidente Mauricio Macri sea reelegido para darle “continuidad” al “modelo del Gobierno nacional”, porque con el kirchnerismo “volverá la fiesta”.
“Está claro que al sector de la producción primaria le conviene la continuidad de este modelo. Con el otro, volverá la fiesta y se repetirá la historia, ya que la pagará el sector primario”, analizó Vará, candidato a diputado nacional por ECO + Juntos por el Cambio lista 502.
En declaraciones radiales, Vara dijo que se espera la visita del presidente Mauricio Macri con la marcha del “Sí, se puede”, programada para este viernes 18. El acto de campaña de Juntos por el Cambio se hará en la costanera de esta capital.   
“En las PASO, hubo críticas a algunos sectores porque faltaron fiscales en algunas mesas y ahora ya se está trabajando en eso muy fuerte. Recorremos el interior permanentemente para convencer a otros a que se sumen, porque el voto joven fue el más esquivo para nosotros”, dijo el ministro en diálogo con La Dos.
El candidato a diputado nacional sostuvo que de la crisis económica “se sale pero tiene que hacer un esfuerzo. Si gana Alberto [Fernández], va a volver a proteger sectores que no son competitivos en el país. Para el sector productivo primario sirve, pero la fiesta alguien la va a pagar”, agregó.
Vara consideró que “en el marco global que tenemos de inestabilidad, está claro que, si gana Alberto, los que van a pagar una eventual fiesta del kirchnerismo será el sector primario”, remarcó. 
“Ese esquema puede ofrecer una carne barata, pero así termina la exportación”, advirtió sobre medidas de un eventual gobierno del Frente de Todos. 
El ministro de Producción consideró que “nuestros productores, todos los que están en actividad económica, tienen mucha experiencia y, en las crisis, tienen capacidad de adaptación”. “Lo que se pone pesado para las pymes es, sobre todo, la tasa de interés, que es rehén del dólar. Es muy difícil y obliga a achicarse”, reconoció.