24/01/2022

La calidad de las semillas de arroz guarda relación con el peso específico de los granos



Un trabajo de investigación de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE, en colaboración con el INTA, identificó la implicancia del peso específico de granos en la calidad de las semillas de arroz, en cultivares sembrados en Corrientes. Se pudo comprobar, en varios casos, que a mayor peso específico se obtuvo mayor calidad de semilla.  La información generada podría ser aprovechada para mejorar la selección y manejo de cultivares.

En la producción agrícola, el establecimiento del cultivo es fundamental pues incide directamente en el stand de plantas a cosecha y condiciona su performance durante todo el ciclo.

Distintos autores mencionan que la eficiencia de implantación responde a diversos factores, entre ellos, a la calidad de la semilla que se siembra y, especialmente, al vigor de las mismas.

Entre los factores que determinan la calidad se encuentran los genéticos, físicos, fisiológicos y fitosanitarios, y se conoce que el peso y el tamaño de cada semilla afectan el desempeño de las mismas, siendo las semillas de mayor peso las que muestran mayor calidad física y fisiológica.

Pero no se disponía de información sobre el efecto del peso específico en la calidad de las semillas de arroz de cultivares locales de Corrientes.

Con ese fin, una investigación en colaboración entre investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE y el INTA Corrientes, se planteó el objetivo de determinar la influencia de variables morfométricas de semillas sobre parámetros de calidad fisiológica de las mismas en cultivares comerciales y experimentales de arroz.

Para el estudio, se trabajó con 3 variedades comerciales: “EMBRAPA 7 TAIM”, “IRGA 424” (variedad que más se siembra a nivel provincial y nacional), y “PUITA INTA CL”, y además “PAC 103” (una línea promisoria con genética FLAR -Fondo Latinoamericano para Arroz de Riego- en desarrollo dentro del programa de mejoramiento genético de la EEA INTA Corrientes).

Se determinó la distribución porcentual de cada cultivar en las 4 fracciones consideradas según el peso específico del grano: PE1 (peso específico menor a 1.14 gramos por centímetro cúbico), PE2 (de 1.14 a 1.18 g/cm3), PE3 (1.19 a 1.23 g/cm3) y PE4 (mayor a 1.23 gramos por centímetro cúbico).

El peso específico se determinó mediante una metodología en la que se toma un líquido de densidad conocida (método con sacarosa: agua y azúcar) y, en este mismo fluido se evalúa cómo se comporta el grano arroz: si flota es de menor densidad que el líquido, si se hunde es de mayor densidad y, si se estaciona en el medio, es de densidad equivalente a la solución empleada.

RESULTADOS

De acuerdo a los resultados observados, se destaca que se pudo comprobar en varios casos la hipótesis de que a mayor peso específico se obtuvo mayor calidad de semilla.

Los autores del estudio resaltan que se concretó un trabajo muy detallado, que además de evaluar cuatro variedades de arroz, analizó distintos parámetros del grano como el largo, el ancho, el peso de mil semillas, poder germinativo, energía germinativa, tiempo de emergencia, stand de plantas y vigor.

“Hay muchísima investigación sobre arroz, y es importante aportar en esa línea con datos sobre los cultivares locales” destacó la Ing. Agrónoma Rosario Gomez Ibarra, autora principal del estudio realizado en el marco de su tesis de grado de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE.

El trabajo contó con la dirección del Ing. Agr. Raúl Daniel Kruger, docente de FCA-UNNE e investigador del INTA Corrientes; y la codirección de la Ing. Agr. María Laura Fontana, también docente de FCA-UNNE e investigadora del INTA; y la colaboración de las investigadoras del INTA, Ings. Agrs. Luciana Herber y María Inés Pachecoy.

Los datos que aporta el estudio podrían ser aprovechados con distintos fines de mejoramiento del cultivo, como selección de cultivares, programas de mejoramiento de calidad de semillas, y además podría evitar muchos análisis de calidad de semillas y variedad de plantas.

DETALLES DEL TRABAJO

En cuanto a las observaciones más técnicas del estudio, en las conclusiones se resalta que la distribución porcentual de las categorías de peso específico (PE) difiere entre cultivares.

Las variedades PUITA e IRGA 424 presentan mayor proporción en la fracción de granos PE2, de peso específico intermedio; mientras que las variedades TAIM y PAC 103 concentraron mayor proporción en la fracción de PE3, de mayor peso específico, e incluso con semillas de PE4 (peso mayor a 1.23 gramos por centímetro cúbico).

Las variedades TAIM y PAC 103 integran un grupo caracterizado por un mayor ancho y, para el largo, se determinó un gradiente creciente: PUITA, TAIM e IRGA 424 y PAC 103.

El análisis particionado por cultivares mostró que IRGA 424 se comporta diferente al resto ya que las semillas de mayor peso específico presentaron menor largo y ancho.

El peso de mil semillas fue afectado por el tipo de cultivar, sobresaliendo el cultivar PAC 103 por su mayor masa, y por el peso específico.

El estudio determinó además que el porcentaje de plantas normales, anormales y de semillas no germinadas, así como la energía germinativa y el stand de plantas fueron afectadas por el peso específico.

La fracción de semillas con PE1, el menor peso específico, presentó un peor desempeño en todos los parámetros mencionados.

 

RELEVANCIA

La Ing. Agr. Gomez Ibarra destacó el alcance del trabajo realizado como tesis de grado, e indicó que logró buena relevancia en el ámbito de la producción arrocera.

Destacó el aporte realizado por el grupo de investigadores de la UNNE e INTA que participó en el estudio que demandó evaluaciones en campos y ensayos en laboratorio.

Reiteró la importancia de la información generada, pues la utilización de semillas de calidad representa una estrategia importante para mejorar la productividad de cultivos, en este caso del arroz.

Señaló que la producción de arroz, de suma relevancia para la provincia de Corrientes, es una cadena productiva con gran incorporación de innovaciones productivas, y esperan que el estudio pueda ser aprovechado para el diseño de nuevas pautas de manejo en ese sentido.