15/11/2019

Con el lema de ​“Sí, se puede”, Macri recorrerá 30 ciudades en un mes

Juntos por el Cambio evaluó estrategias de campaña con miras al 27 de octubre. Buscarán marcar presencia en todo el territorio nacional.


A pesar de que incluso las encuestas propias que desmenuzan en la Jefatura de Gabinete pronostican una derrota en primera vuelta, el equipo de campaña del oficialismo buscó ayer al mediodía inyectar una dosis de optimismo a los dirigentes nacionales de Juntos por el Cambio y confirmó que sacarán “a la calle” a Mauricio Macri para liderar caravanas por los pueblos del interior que se moverán bajo el lema “Sí, se puede”.
De esta manera, el Gobierno buscará mostrar presencia en el territorio, una de las principales críticas internas al equipo de campaña comandado por Marcos Peña, que basó su estrategia previa a las PASO en redes sociales y en mensajes vía WhatsApp. Esa estrategia dio como resultado quince puntos a favor del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y el liderazgo electoral del jefe de ministros sometido a múltiples cuestionamientos dentro y fuera de la coalición oficialista.

El encuentro se realizó al mediodía en el búnker del PRO de la calle Balcarce, a cuatro cuadras de Casa Rosada. Peña, Gustavo Valdés, Gerardo Morales y Miguel Ángel Pichetto, en ese orden, oficiaron de oradores frente a decenas de dirigentes, candidatos, ministros, legisladores y jefes de campaña provinciales de Juntos por el Cambio atravesados, en su mayoría, por una buena cuota de pesimismo.
No estuvo Jaime Durán Barba, que a pesar de los reproches internos sí volvió a ser relevante en el armado de la estrategia.
Macri y Peña siguen confiando en el gurú ecuatoriano pese al "palazo" que recibieron en las PASO de agosto. 
Tampoco pasó por el cónclave de Balcarce el jefe de campaña de la provincia de Buenos Aires, que todavía debe definir en estos días cómo serán las próximas semanas hasta el domingo 27 de octubre.
María Eugenia Vidal y Federico Salvai dieron vía libre a los intendentes para cortar boleta y asegurar así los distritos propios.