15/04/2024

Prisión perpetua para Marcelo Ruíz Díaz acusado del crimen de Mateo Saucedo



El Tribunal de Juicio condenó hoy a prisión perpetua a Marcelo Alfredo Ruiz Díaz en calidad de autor material del homicidio calificado de Mateo Pérez Saucedo. "Se hizo justicia. Todos los días extraño a Mateo, y éste asesino pagará. Gracias a Dios, me queda claro que la justicia existe", sostuvo quebrada en llanto Mónica, la mamá del joven ultimado en febrero del año pasado.

En la sentencia, el Tribunal tuvo en cuenta varias consideraciones respecto a Ruiz Díaz; que eran compañeros de trabajo con la víctima, que en el día del hecho era la fecha de cobro de ambos en la empresa en la que trabajaba. También resolvió que en la filmación exhibida durante el juicio se pudo observar a las dos personas, que la víctima extrajo la suma de 40 mil del cajero cerca del domicilio del imputado y no cerca de su vivienda, que el cadáver estaba en el patio de su casa y el secuestro de la tarjeta se produjo en la casa del imputado.

Con respecto a Johana Yanina Lovato, pareja de Ruiz Díaz, el Tribunal resolvió que no se puede afirmar que hubiera intervenido en el hecho. Además, consideró que por lógica se indica que si hubiera preservado a los hijos dando credibilidad a lo que dijo Lobato de que no se encontraba en el lugar en la fecha del homicidio.

El hecho

El 6 de febrero de 2023 la víctima y el imputado salieron de trabajar de la sucursal de la panadería y carnicería "La Reina", ubicada por Avenida Maipú y se fueron en remis hasta la casa del fallecido, donde se cambió de ropa y dejó su bicicleta. A las 23.21 extrajo la suma de $ 40.000 de un cajero automático ubicado en la estación de servicios YPF ubicada por Avenida Maipú y calle Fragata Argentina.

Luego se fueron a la casa del acusado Marcelo Alfredo Ruíz Díaz, ubicada en el Barrio San Roque Oeste, donde convivía con su pareja la acusada Johana Yanina Lovato.

El condenado le habría sustraído el dinero a la víctima y a los fines de ocultar el delito y obtener su impunidad, lo habría golpeado con un objeto romo y duro en la frente, en la mejilla izquierda y en la zona izquierda del pecho, y luego, estando aún vivo, le habría atado las muñecas con una cuerda para inmovilizarlo y lo amordazó para que no gritara, tras lo cual Ruíz Díaz lo habría estrangulado, asfixiándolo.

Una vez que se encontraba sin vida, habría cavado un pozo de aproximadamente un metro de profundidad, le habría atado también los tobillos y lo habría enterrado en posición fetal. Al día siguiente el condenado y su pareja extrajeron nuevamente de un cajero automático la suma de $ 40.000 con la tarjeta de débito de la víctima.