17/05/2024
CERRAR

EN VIVO
Asi está Corrientes hoy
Ampliar

La Fedecoop afirma que por la sequía, los productores están endeudados y sin producción



El presidente de la Federación de Cooperativas de Corrientes, Nicolás Carlino, describió el crítico momento que atraviesa la actividad agropecuaria y especialmente Corrientes, a raíz de la sequía. “Es una situación que nos viene atravesando a todo el sector productivo nacional y Corrientes particularmente viene bastante castigada. En Monte Caseros venimos con una anomalía extrema. Estamos mirando para arriba permanentemente”, dijo sobre la falta de lluvias que viene perjudicando especialmente a esta provincia.
En declaraciones radiales, Carlino habló de la necesidad urgente de políticas nacionales que salvaguarden a los productores, quienes “están arriesgando en forma permanente para producir”.
“Necesitamos una política de largo plazo que te permita tener una previsión, que vos puedas planificar y que puedas saber que, dentro de tres, cuatro, cinco años, vas a estar aproximadamente -ni siquiera exactamente- donde planificaste. Y no que cambien las reglas de juego permanentemente”, se quejó. “Y esto no es de este Gobierno, esto viene de arrastre de muchos gobiernos”, remarcó el montecasereño. “No han generado políticas de desarrollo y de producción para que el sector pueda estabilizarse y pueda darle al país lo que necesita”, agregó.
Trazó la diferencia con Brasil, donde se sucedieron distintos gobiernos, sin embargo “su política agropecuaria sigue siendo exactamente igual”, merced al acuerdo de todos los actores públicos y privados sobre el norte a seguir. Y lamentó porque en nuestro país “estamos muy acostumbrados al cortoplacismo, a los resultados ya; todos son parches permanentemente, no hay una visión a largo plazo”.
El presidente de la entidad cooperativista, quien además es consejero de Coninagro, subrayó el rol fundamental en la generación de empleo que tiene el sector productivo y especialmente las economías regionales. “Todas las economías regionales son grandes generadoras de mano de obra y hoy por hoy están planchadas, venimos para atrás. Cada vez es más complejo producir, trabajar, porque “no sabés qué va a pasar mañana”, describió para insistir en que se trata de un escenario de larga data en Argentina.
Mientras “no generes certidumbre, seguridad jurídica, un país en el cual vos puedas tener una cierta estabilidad, va a ser muy difícil que salgamos adelante. Y a los que ya estamos en el baile, nos toca bailar, porque, sino te fundís”, sentenció Carlino.
“Veníamos diciendo que el coletazo de la parte climática lo vamos a empezar a sentir en 2023. Y es lo que está pasando”, señaló el dirigente en referencia a la actividad agropecuaria de todo el país. Y en sintonía con las entidades del campo argentino, vaticinó un año bastante complicado a causa de la misma crítica combinación de factores negativos: “Los productores están endeudados porque para suplir la falta de producción y poder seguir trabajando, muchas veces tomaron créditos. Hoy por hoy están endeudados y sin producción”, relató.
En su descripción del contexto en el que se desenvuelven, desechó cualquier posibilidad de soluciones mágicas tanto para enfrentar las consecuencias de lo climático como de lo económico.
“Si seguimos esperando que venga un salvador a la Argentina será imposible que salgamos adelante”, sentenció Carlino. Y en este sentido señaló al consenso como eje fundamental en el camino a seguir. “Creo que el sector político tiene que convocar para que haya realmente un acuerdo entre todos los sectores, para que de esa manera se pueda establecer un norte. Es indispensable una actitud despojada de lo partidario para pensar en esas políticas a largo plazo que urgen a nuestro país”, concluyó.