25/07/2024

Condenan a 22 años de prisión al asesino del bibliotecario de Santo Tomé

 



El Tribunal Oral Penal de Sanmto Tomé, condenó este lunes a 22 años de prisión a un hombre que torturó hasta asesinarlo a un bibliotecario en abril del 2023. Otro hombre recibió una condena menor como encubridor. 


El tribunal Oral compuesto por los jueces Francisco Ramos, Alejandra Petrucci y Rodrigo López Lecube acusó de "homicidio simple" como autor material del asesinato a Enzo Iván Rodríguez de 27 años y le dicto la sentencia de 22 años de prisión. En tanto Carlos Javier Melgar de 57 años, fue considerado como encubridor del delito de hurto y recibió una pena de 2 años de prisión en efectivo.

Tanto la querella como la fiscalía habían solicitado la pena de reclusión perpetua para Rodríguez, pero son embargo el tribunal de Santo Tomé afirmó que no estaban dadas las condiciones para probar el agravante de la alevosía.

El  crimen se produjo el 13 de abril del 2023 y fue descubierto cuando el bibiliotecario Julio Espíndola no se presentó a trabajar ni respondió mensajes o llamadas, lo que alertó a sus colegas y conocidos.

La policía, al ingresar a su vivienda en el barrio 20 Viviendas, lo encontró sin vida en el baño, en estado de descomposición y con signos de tortura.

La investigación llevó a Carlos Javier Melgar, quien fue detenido en la terminal de ómnibus de Corrientes, donde trabajaba, mientras que Enzo Iván Rodríguez, el autor material del homicidio, logró darse a la fuga, pero fue capturado en Misiones dos meses después del crimen.

La investigación determinó que el homicidio se había cometido el 8 de abril. Las cámaras de seguridad de la zona mostraron a Rodríguez saliendo de la casa de Espíndola con la moto de la víctima, mientras que Melgar se retiró con su vehículo, en el cual se sospecha que llevaba el televisor y otros objetos de valor.

El móvil del homicidio habría sido el robo, ya que también faltaba dinero. Tampoco se descartó que Espíndola los haya sorprendido infraganti, lo que habría desencadenado el crimen. Una filmación corroboró que Rodríguez llegó a la terminal de ómnibus local con la moto de la víctima y luego abordó un colectivo hacia Misiones.