25/07/2024

la Fiscalía de Corrientes ya informó a la Justicia Federal de la declaración de Ludelina pero no intervendrá en el caso




El fiscal Gustavo Robineau ya informó de la denuncia de Laudelina Peña, la tía de Loan, sobre las presuntas amenazas en su contra, pero se limitó a informar de la misma a la Justicia Federal, que es la que tiene a su cargo la investigación por la desaparición del menor desde el pasado miércoles, pero voceros del Ministerio Público de Corrientes aseguraron que no intervendran.
 
Laudelina Peña aseguró haber visto al ex capitan de navío Carlos Pérez atropellar y matar al chico. La Fiscalía de Corrientes derivó esas actuaciones a su par federal de Goya, para que ellos analicen los pasos a seguir, en el marco de la investigación por la desaparición del menor.

El entrecruzamiento en el manejo del caso se dio por la decisión de la propia mujer, quien se presentó junto a su abogado para denunciar amenazas en su contra, por haber sido, supuestamente, testigo del momento en el que el niño fue embestido por la camioneta del uniformado.

El fiscal correntino Gustavo Robineau fue el encargado de recibir a Peña y escuchar su acusación contra Pérez y su esposa, la ex funcionaria municipal María Victoria Caillava, quienes la habrían amenazado para que no contara nada de lo sucedido.

Tras estas declaraciones la pericia al celular de la tía de Loan, Laudelina, es la pieza clave que falta en el relato. Según la denuncia, fue la ex funcionaria, quien “le dijo que la iba a matar si hablaba y la obligó a plantar la zapatilla de Loan para desviar el caso”.

Al tomar la declaración, Robineau le pidió precisiones a la mujer sobre los motivos detrás de las amenazas y fue así como la tía del chico reconoció haber visto cómo el marino retirado atropellaba al niño, lo que generó un importante pero no tan inesperado giro en la investigación.

Sin embargo, el fiscal correntino evitó indagar más sobre ese asunto, ya que sabía que se trataba de una causa que está en manos de la Justicia Federal, razón por la cual no hizo consultas específicas sobre ese suceso en particular, porque corría el riesgo de interferir en el expediente original.

Ante esta situación, Robineau se limitó a escuchar la denuncia de amenazas y luego remitió toda la información a su colega federal de Goya, Mariano de Guzmán, al personal de la Protex y a la jueza Cristina Pozzer Penzo, que investigan la desaparición del niño como averiguación de delito.

Serán ellos, quienes deberán determinar si Laudelina dijo la verdad o mintió respecto del supuesto atropello de Loan, como así también los que tienen la potestad como para tomar alguna medida en particular, si es que consideran oportuno avanzar en esa hipótesis.