19/07/2024

Ordenaron la detención de siete ex oficiales del Ejército involucrados en la muerte del subteniente Matias Chirino



La Justicia Federal ordenó la detención de los siete ex militares acusados de “homicidio simple” por la muerte del subteniente Matías Chirino tras una fiesta “de bautismo” por su ingreso al Grupo de Artillería de Monte 3 de Paso de los Libres. Se trata de Rubén Ruiz, Claudio Andrés Luna, Hugo Reclus Martínez Tárrafa, Exequiel Emanuel Aguilar, Darío Emanuel Martínez, Luis Facundo Acosta y Gerardo Sebastián Bautista.
 
El fiscal general Carlos Schafer, fue quien hizo el pedido al Tribunal Oral 20 días después de que la Cámara Federal de Casación Penal confirmara la acusación por “homicidio simple” para los militares imputados por la muerte. El TOF ordenó  a la Gendarmería Nacional ejecutar las órdenes de detención.
 
El fiscal planteó que en las actuaciones existen “elementos, objetivos y concretos para tener por acreditada la existencia del peligro de fuga y de entorpecimiento”. En su escrito señala que el riesgo procesal “no puede ser examinado con márgenes de certeza, sino de probabilidad, pues, naturalmente, lo que se evalúa es la eventualidad cierta y fundada de que los imputados puedan fugarse u obstaculizar la investigación”.
 
Los siete ex oficiales, con grados de subteniente a capitán en el momento de la muerte de Chirino, están acusados de ser coautores del delito de “homicidio simple con dolo eventual” en perjuicio de Chirino, también suman la acusación de “abuso de autoridad” en perjuicio de otros dos subtenientes que también fueron sometidos al brutal “bautismo”.
 
En agosto del 2022 la Justicia militar ya había destituido a ocho oficiales del Ejército por su responsabilidad en la muerte de Chirino y otro fue castigado con 25 días de arresto. Todos pertenecían al GAMte 3 de Paso de los Libres, cuya cúpula ya había sido relevada.
 
 
La muerte de Chirino se produjo el 19 de junio en el cuartel del GAMte 3, después de una “fiesta de bautismo” o “iniciación” que le hicieron. Tenía 22 años. Eran las 5 del domingo cuando dos compañeros de Chirino le advirtieron a un oficial de servicio que el subteniente estaba inconsciente en la habitación. El oficial de servicio fue hasta el cuarto y constató que el soldado tenía el cuerpo frío y sus signos vitales eran muy débiles; avisó a un superior, quien ordenó el traslado del joven al hospital San José. La autopsia reveló que falleció por una “broncoaspiración por alimentos”.
 
Como parte del “bautismo”, sus superiores lo habían hecho comer y beber en exceso, hacer ejercicios vigorosos y meterse en una pileta con agua sucia y fría, cuando la temperatura ambiente era de 2°C.