24/07/2024

Prisión preventiva para dos de los acusados del crimen de Mili en Monte Caseros



Dos de los hombres señalados como responsables de la violación y asesinato de Milagros Espinoza en Monte Caseros, recibieron la noticvia del dictado de la prisión prevcentiva sin plazo, una medida que fue solicitada por la fiscal Belén Arrua y aceptada por el juez de Garantías de esa ciudad, doctor Eduardo Alegre.

Se trata de los hermamos Jorge David y Cristian Espíndola, quienes estan sindicados como los autores materiales del abuso y posterior crimen de la joven que fue hallada en el cauce de un riacho a pocos metros de la casa donde se supone sucedieron los hechos.

Hay un tercer implicado, pero se trata de un menor de 17 años, que no podrá ser tratado como adulto en el proceso penal según lo dispuesto por el Juzgado de Familia de esa ciudad.

Los hermanos Espíndola están acusados de ser coautores de abuso sexual con acceso carnal agravado por el número de participantes y por abuso seguido de muerte, aunque sobre Cristian, el mayor de los tres, recaen además los agravantes por la relación de pareja y por la violencia de género.

Los dos podrían ser trasladados a Corrientes para ser alojados en algunos de los establecimientos carcelarios de la Capital bajo custodían del Servición Penitenciario Provincial.

El crimen de Milagros ocurrió el 29 de mayo pasado por la madrugada, en un asentamiento conocido como "La Florida" de Monte Caseros. El cuerpo de la niña presentaba al menos tres puñaladas en el abdomen que le provocaron la muerte, pero antes de asesinarla fue brutalmente ultrajada.

Su cuerpo había sido arrojado a las aguas del riacho Mamanga, donde fue hallado por un vecino de la zona. Los amigos y vecinos de Mili, como primera reacción y ante las sospechas que recaian sobre los Espíndola, quemaron la casilla donde estos vivían, borrando de esta manera pruebas que hubieran sido importantes para el avance de la causa.