19/07/2024

Estudian grupo de plantas poco conocidas para conservar la biodiversidad y monitorear prácticas forestales



Una línea de investigación del Instituto de Botánica del Nordeste (CONICET-UNNE) busca caracterizar y comparar a la comunidad de briófitos en bosques implantados y nativos de las cuencas forestales de la Mesopotamia. “El estudio de este grupo de plantas poco conocidas puede aportar información sobre cambios en el uso del suelo y ayudar en la definición de pautas de manejo que mejoren las prácticas forestales”.

“Briófitos o brioflora son denominaciones informales de un grupo vegetal integrado por musgos, hepáticas y antoceros, plantas muy pequeñas que no tienen raíces ni tejido vascular, y pueden crecer en distintos tipos de superficies.

Tienen importantes roles ecológicos, como ser en la regulación del agua en los ecosistemas, la producción de biomasa, la fijación de nutrientes importantes para los demás organismos, y como colonizadores primarios.

Pero a pesar de su abundancia y aportes al ambiente, en realidad representan organismos poco estudiados en los ecosistemas.

En esa línea, desde el Instituto de Botánica del Nordeste (IBONE, CONICET-UNNE), un equipo de especialistas se dedica al estudio de estas plantas para profundizar el conocimiento sobre las mismas y su rol en distintos ambientes de la región, siendo uno de los pocos grupos científicos del país, y el único del NEA, que trabaja en relación a la brioflora.

En particular, desde el IBONE se busca conocer mejor a los briófitos porque pueden aportar información sobre el estado de conservación de los ambientes en que se encuentran.

“Si bien nuestra línea de abordaje científico refiere al estudio general de la brioflora, actualmente enfocamos nuestro trabajo en el estudio de los briófitos como herramienta de monitoreo del estado de conservación de los ambientes relacionados a la forestación”, explicó la Dra. Soledad Jimenez, Investigadora Asistente de CONICET en el IBONE, y Docente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE (FaCENA).

Es que además de su valor específico como integrante de la naturaleza, los briofitos son organismos susceptibles a perturbaciones en los ecosistemas, por lo cual son considerados excelentes “bioindicadores ambientales”.

Detalles

Así, se tiene por objetivo caracterizar y comparar a la comunidad de briófitos en bosques implantados y unidades de vegetación nativa asociadas en cuencas forestales de la Mesopotamia Argentina.

Con ese fin, se harán muestreos en ambientes con plantaciones forestales y bosques nativos, con relevamiento de estas plantas sobre suelo, roca, cortezas de árboles, y se estudiarán a las muestras en el laboratorio para definir a las especies.

La línea de investigación incluye la participación de investigadores que integran el Laboratorio de Micología Vegetal, del Área de Taxonomía del IBONE, y el Grupo de Investigación “Micología y Briología” de la UNNE.

Relevancia

La responsable del proyecto comentó que, pese al valor productivo de las forestaciones, los cambios en el uso del suelo producen modificaciones en los ecosistemas que alteran sus funciones biológicas y su diversidad.

Ante ello, se requiere el monitoreo de variables sensibles a esos cambios que aporten información científica-técnica sobre el efecto de estas prácticas productivas, y en ese sentido, se considera que la caracterización de la comunidad de briófitos puede ayudar a dilucidar y cuantificar el grado de perturbación en ambientes asociados a las cuencas forestales.

Al respecto, remarcó que el objetivo final es generar información que conforme una base científica para la toma de decisiones en el manejo forestal, para mitigar eventuales alteraciones ambientales que se identifiquen.

La Dra. María Soledad Jimenez, quien además es docente de Morfología Vegetal de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, destacó que el proyecto cuenta con el acompañamiento de productores del sector productivo forestal, ante la viabilidad de la generación de información con rigor científico que pueda proveer de herramientas para mejorar las prácticas forestales orientadas al cuidado del recurso.

Reiteró que son pocos los estudios sobre brioflora en el país, por lo cual los resultados que se obtengan serán de interés para la Mesopotamia, pero también contribuirán al conocimiento general de estos organismos vegetales.