03/03/2024

Con el cierre de las compuertas de Itaipú, se espera la normalización de la altura de los ríos



Este domingo 12, Itaipú cerró completamente el vertedero, después de once días de derrame ininterrumpido. El escurrimiento de agua se reducirá gradualmente. El vertedero fue abierto el 1 de noviembre, para drenar el exceso de agua no utilizada para generar electricidad, debido a las lluvias aguas arriba de la central hidroeléctrica, en el río Paraná, donde se ubica la hidroeléctrica.
Según el superintendente de Operaciones de Itaipú, Rodrigo Pimenta, “la usina operó el vertedero para garantizar la seguridad de la presa y contribuir a mitigar el impacto de las inundaciones en la frontera con Paraguay, la parte más afectada por las lluvias”, afirmó.
Con tres canaletas (izquierda, central y derecha) y 14 compuertas, la función del vertedero es descargar toda el agua que no se utiliza para la generación. La capacidad máxima es de 62.200 m³/s, 40 veces superior al caudal promedio de las Cataratas del Iguazú. La apertura de las compuertas es una situación poco común. Este año, por ejemplo, sólo se abrió tres veces.
Para los próximos días la tendencia es que la altura de los ríos se normalice, la cual debería disminuir a valores por debajo de los 108 metros sobre el nivel del mar.
Haciendo referencia a la producción energética, la central de Itaipú superó este viernes 10 toda la producción de 2022, superando la marca de 69 millones de MWh. Desde que la planta entró en operación en mayo de 1984, Binacional ha producido más de 2,9 mil millones de MWh de energía acumulada.