19/07/2024

Eduardo Panseri: "El nuevo Código fue posible porque se trabajó con responsabilidad, solidaridad, tolerancia y dedicación"



“La implementación del nuevo Código fue posible porque se trabajó con responsabilidad, solidaridad, tolerancia y dedicación” dijo el ministro del Superior Tribunal de Justicia Eduardo Panseri al recordar el tercer aniversario de la implementación del Código Procesal Penal en la 3° Circunscripción que comprende las localidades de Curuzú Cuatiá, Mercedes y Sauce. En este marco, se realizará el viernes 10 de noviembre a las 9 horas una reunión virtual de la que participará el ministro del Superior Tribunal y los jueces de Garantías, Juicio y Revisión de esas localidades.

El nuevo código Procesal Penal se aprobó el 7 de noviembre de 2019 con la sanción de la Ley N° 6518/19, y su implementación se realizó por etapas a través de una Comisión de Implementación liderada por el ministro del Superior Tribunal, doctor Eduardo Panseri, que supervisó tanto la organización de los Recursos Humanos como la disposición Y construcciones edilicias y las capacitaciones.

En la 3° circunscripción que comprende las localidades de Curuzú Cuatiá, Mercedes y Sauce comenzó a regir el 1° de noviembre de 2020 y hoy se cumplen tres años, por ello el viernes 10 de noviembre se realizará una reunión virtual a cargo del doctor Panseri y de la que participarán los jueces de Garantías, Juicio y Revisión de esas localidades.

El objetivo es intercambiar experiencias, destacar las ventajas y marcar los errores para poder ir superándolos.
Panseri, quien tuvo a su cargo la implementación de la normativa consideró que fue posible su puesta en vigencia en los términos que dictaba la ley, pese a la pandemia y a los recursos humanos y financieros limitados porque los operadores trabajaron con responsabilidad, solidaridad y dedicación.

El nuevo Código fue un gran desafío sobre todo porque el contexto en el que se sancionó fue atravesado por una pandemia y las consecuentes limitaciones de recursos humanos, técnicos y económicos que trajo consigo.

A pesar de ello, la implementación se realizó en el plazo estipulado por la ley.

El doctor Panseri consideró en reuniones anteriores que esto fue posible porque los actores aceptaron un cambio en la cultura del trabajo.

“Este trabajo fue la muestra de la solidaridad y cooperación del equipo cuando estábamos acostumbrados al individualismo y estructuras antiguas en los juzgados” puntualizó y mencionó; “Tuvimos todos una actitud positiva y dejamos de lado la zona de confort”.

Consideró que; “el trabajo continúa ya que nos queda cumplir con los casos y cuidar día a día este nuevo código que estamos construyendo y continúa siendo incipiente” y subrayó; “Tenemos, las mujeres y los hombres sindicados mucha responsabilidad como servidores y funcionarios de la sociedad para que hacer que esto ocurra”.

Beneficios del nuevo Código

La reforma del Código Procesal Penal y la puesta en marcha del sistema acusatorio adversarial trajo aparejado para el Poder Judicial una redefinición de las funciones de sus actores y una reingeniería de sus procesos a los fines de lograr una implementación efectiva del nuevo sistema.

Una de las implementaciones más destacadas es la Oficina Judicial (Ofiju), un órgano con independencia funcional de carácter instrumental que sirve de soporte y apoyo a la actividad jurisdiccional en cumplimiento de la normativa procesal. Su estructura se sustenta en los principios administrativos de jerarquía, división de funciones, coordinación y control.