29/09/2023

Tratan de mitigar la inflación más alta en 32 años con la eliminación del IVA de la canasta básica para un sector de la población



La inflación de agosto fue 12,4% según lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Es la tasa más alta en 32 años. Recién en febrero de 1991 se puede hallar una cifra mayor (27% mensual). Y este martes, cuando se conoció el dato que marca la realidad económica del país, uno de los responsables de la situación, el ministro de economía y candidato a presidente Sergio Massa, lanzó en modo electoral el plan devolución del IVA para una franja de alrededor del 17% de la población argentina que, se estima, es una de las más afectadas, aunque no la mas vulnerable.
 
La tasa alta de inflación de agosto deja algunos comentarios. Primero que había sido anticipada por las consultoras privadas, quienes marcaban un piso de 11% y un techo de 13%. Segundo que significa un salto respecto a la medición de julio (6,3%). Tercero, la inflación núcleo -los precios de los bienes que no están regulados ni sujetos a factores estacionales-, mostró una aceleración aún mayor: 7,3 puntos porcentuales y dio 13,8%. Cuarto, y por último, la inflación interanual trepó a 124,4%. En lo que va de 2023 llega a 80,2% y desde que asumió Sergio Massa como ministro acumula un 140%.
 
Esta vez el alza principal no fue la indumentaria. En agosto el sensible rubro de los alimentos y bebidas aumentó en promedio 15,6%. Esto contrastó con el 12,4% de la inflación general. Otros rubros que crecieron fuerte fueron la salud (15,3%), equipamiento y mantenimiento del hogar (14,1%), y restoranes y hoteles (12,4%).
 
Hubo sectores que se ubicaron por debajo del nivel general. Recreación y cultura (11,6%), transporte (10,5%), bienes y servicios varios (9,4%), prendas de vestir y calzado (9,1%), vivienda y tarifas de agua, electricidad, gas y otros combustibles (9,1%), educación (8,7%), bebidas alcohólicas y tabaco (8,5%), y comunicación (4,5%).
 
El salto inflacionario de agosto reflejó distintos factores que ocurrieron en el mes. Entre ellos la devaluación del tipo de cambio oficial después de las PASO (casi 22% en un solo día), la suba del Impuesto País de 7,5% y la volatilidad de los dólares financieros antes de las elecciones. Por otra parte, se registraron subas fuertes en las carnes por la recomposición de los precios luego de meses de estar atrasados.
 
Entre las regiones, la del noreste fue la que tuvo el mayor IPC en agosto: 14,2%. Le siguió el Noroeste con 13,7%.
 
La aceleración de los precios del mes pasado como producto de la devaluación ya preanuncia un arrastre importante para la inflación de septiembre, que también volvería a rondar los dos dígitos: 12% estimó el REM del Banco Central ayer.
 
Mas plan “platita”

 
Poco antes de conocerse el dato, el ministro de Economía y candidato a presidente por Unión por la Patria, Sergio Massa, anunció beneficios económicos para trabajadores que perciban sueldos de hasta $708.000, autónomos, monotributistas, jubilados y beneficiarios de asignaciones. La batería de medidas hace las veces de una mitigación del dramático índice de inflación de agosto, de la que culpó al FMI por la devaluación que él mismo aplicó tras las elecciones primarias.
 
Dijo que está trabajando en la recuperación de la Argentina y recordó medidas anteriores, sin escatimar en críticas al FMI y al gobierno de Mauricio Macri, pero sin esbozar la más mínima autocrítica al gobierno del que es uno de los artífices fundacionales y a la vez participe activo en el manejo de la economía. Luego llegaron los anuncios. En ese sentido, más de un año después de estar en el cargo y luego de una derrota electoral que lo aleja de su sueño presidencial, aseguró que dio instrucciones a la AFIP para que establezca "un beneficio muy importante" de manera automática.
 
"Hemos dispuesto un programa de devolución del 21% del IVA del total de la canasta básica para los 9 millones de argentinos que cobran salarios de hasta 708 mil pesos", afirmó Massa. Se trata de alimentos y otros productos de primera necesidad, como elementos de higiene personal.
 
Aseguró que el beneficio continúa para los 7 millones de jubilados y pensionados. Y se extiende, además, a monotributistas, asignatarios de AUH y trabajadores y trabajadoras de casas particulares. En el caso de los monotributistas, será para las 2,3 millones de personas "que no tienen otro ingreso, sin importar la categoría".
 
Massa subrayó que habrá un tope de 18.800 pesos y describió cómo será la mecánica del beneficio. "A lo largo del mes, o en un solo día, o en las distintas compras que realice, cada trabajador o jubilado va a tener una devolución a 48 horas de realizada la compra con tarjeta de débito. Se devolverán hasta 18.800 pesos a lo largo del mes, que es lo que nos permite hoy la legislación vigente", dijo el ministro.
 
Y agregó: "Entendemos que es la medida más progresiva que podemos tomar en materia impositiva y además hacemos un esfuerzo fiscal sobre la base de renunciar a otros gastos del Estado, y de utilizar recursos extraordinarios producto de la incorporación de un nuevo impuesto, que es el impuesto país en los recursos de recaudación del Estado".
 
Por último, mandó un mensaje a beneficiarios y comerciantes.
 
"Quiero pedirles a los comercios que utilicen la venta formal para no robarle el beneficio de la devolución del IVA a la gente. Y a los trabajadores, monotributistas, beneficiaros de la AUH, jubilados y pensionados, usen su tarjeta de débito, porque esto les devuelve poder de compra y van a tener a las 48 horas acreditada en su cuenta la plata de devolución del IVA sin tener que hacer ningún trámite", sostuvo.
 
La batería de medidas incluye un programa de créditos destinado a trabajadores en relación de dependencia. Son de hasta 400.000 pesos a devolver en 24, 36 y 48 meses con cuota fija y tasa del 50% que se tramitará en la tarjeta de crédito y de manera virtual. Y se amplía a 2.967.000 personas el programa de beneficiarios del refuerzo alimentario de PAMI y se amplía el monto en el mes de septiembre, octubre y noviembre a 15.000 pesos por mes.
 
Los nuevos anuncios impactarían, en total, en un universo de más de 9 millones de contribuyentes. Algo cercano al 18% de la población de la Argentina.
 
Esta compensación ante la inflación desatada se suma a la eliminación del impuesto a las Ganancias al segmento de mayores ingresos de la población, con sueldos de hasta 1.770.000 pesos.
 
Además, en un documento que hizo circular el Ministerio de Economía, añadieron que buscan ampliar el tope de devolución del IVA. Quieren a un monto equivalente al 21% del valor de la Canasta Básica Alimentaria para cuatro integrantes, que hoy está calculada en $ 111.642. Así, la devolución llegaría aproximadamente a 23 mil pesos mensuales.
 
Minutos antes de que el INDEC hiciera público el dato de IPC de agosto, Sergio Massa se adelantó y culpó al Fondo Monetario Internacional por el salto de la inflación al 12,4%. El ministro tachó de "inflacionarios y contractivos" los programas del organismo de Washington.
 
Al comienzo de su discurso, Massa apuntó rápidamente al FMI: "En unos minutos conoceremos el dato de inflación de agosto. Venimos diciendo que agosto fue uno de los peores meses del proceso económico argentino de los últimos 30 años, producto de una imposición del Fondo Monetario Internacional". De autocrítica, absolutamente nada.