05/12/2022

Como era previsible Alberto Fernández no vino a Corrientes por "recomendación médica"



El Presidente, como era mas que previsible que sucediera, no viene a Corrientes para participar de la reunión de los gobernadores del Norte Grande. Desde su entorno explicaron que la idea es que retome sus actividades “de a poco” tras la gastritis erosiva que sufrió en Indonesia.

La visita había sido anunciada por dirigentes del peronismo correntino que, no es la primera vez, que anuncian algo que luego no sucede. Según fuentes de casa Rosada ese anunció nacio muerto. Cuando aca el dirigente Alejandro Karlem daba por fitrme que llegaba, en Buenos Aires ya se sabía que esa visita no se realizaría.

Finalmente, y confirmando eso, este miércoles, en la Casa Rosada desestimaron la visita por recomendación médica tras la gastritis erosiva que lo aquejó durante la cumbre del G20. “Tiene que ir retomando actividades de a poco”, explicó un funcionario de su entorno.

En ese marco, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, será quien presidirá la asamblea de los 10 gobernadores que conforman el bloque que une a las provincias del Noreste y el Noroeste de la Argentina. También estarán presentes los ministros de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz y de Transporte, Santiago Maggiotti.

Se espera en esta Asamblea la presencia de los gobernadores de Corrientes, Gustavo Valdés; de Chaco, Jorge Capitanich; de Catamarca, Raúl Jalil; de Formosa, Gildo Insfrán; de Jujuy, Gerardo Morales; de Salta, Gustavo Sáenz; de Tucumán, Osvaldo Jaldo; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de La Rioja, Ricardo Quintela y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, quien además es el presidente pro témpore del bloque.

La visita del Presidente ya se había publicado en varios medios correntinos y también en portales de medios de alcance nacional. Iba a ser su reaparición en su agenda pública después del problema de salud que sufriera en su reciente gira por París, Indonesia y Madrid. En Bali, segunda etapa de su gira en el marco de la Cumbre de Presidentes del G 20, Fernández sufrió un desmayo y malestares que obligaron a su internación.

Los estudios médicos posteriores, que incluyeron la realización de una endoscopia, arrojaron como resultado que padecía una gastritis erosiva con sangrado por lo que se le recomendó suspender sus actividades y hasta se evaluó su regreso a la Argentina. Luego de estar casi 6 horas en el Sanglah General Hospital de Bali, acompañado por el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin, finalmente pudo asistir a las reuniones que tenía pautadas con el líder chino Xi Jimping y con la titular del FMI, Kristalina Georgieva.

El jefe de Estado por indicación de la Unidad Médica Presidencial a su arribo a Buenos Aires se sometió a una nueva endoscopia que dio signos de mejoría en su estado de salud. Igualmente le sugirieron hacer reposo en la residencia de Olivos durante el fin de semana largo, sin agenda oficial, y recién pudo regresar a su despacho en la Rosada este martes.

Incluso por el inconveniente que padeció se suspendió el viaje que tenía previsto para el jueves 24 cuando iba a encontrarse en México con su par de ese país, Andrés Manuel López Obrador y con el mandatario electo de Brasil, Lula da Silva.

Este martes, cerca del mediodía, el Presidente había retomado su actividad en la Casa Rosada con reuniones con Manzur, quien las difundió a través de su cuenta de Twitter, y luego con el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

En Corrientes, desde el peronismo, se aseguraba que el jefe de Estado iba a intentar recomponer su vínculo con algunos de los gobernadores del Frente de Todos quienes estaban molestos por su insistencia en mantener en vigencia las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) que se deben efectuar previamente a las elecciones generales del año próximo.