05/12/2022

La selección goleó en su último amisto y llega a Qatar con las mejores sensaciones



La Selección Argentina expuso toda su jerarquía y goleó 5-0 a Emiratos Árabes Unidos en su última prueba antes del Mundial de Qatar. Ángel Di María, en dos ocasiones, Julián Álvarez, Lionel Messi y Joaquín Correa marcaron los goles. Los conducidos por Lionel Scaloni se impusieron con autoridad ante el elenco liderado por Rodolfo Arruabarrena en Abu Dhabi y ya están en suelo Qatarí con la cabeza puesta en el debut en el Mundial.
 
De todos modos, las alarmas se encendieron cuando una frase de Scaloni luego del partido generó dudas: “Tenemos algunos problemitas, tenemos días para definir la lista. “Es evidente que hay varios jugadores que no están bien porque no están aptos para jugar o hay algún riesgo, entonces y yo no puedo garantizar que esos jugadores estén bien”, comentó en la zona mixta.
 
Dosificar las energías, probar algunos movimientos tácticos, darles rodaje a futbolistas como Marcos Acuña y Juan Foyth, medir cómo Alexis Mac Allister puede cubrir el puesto que quedó vacante tras la lesión de Giovani Lo Celso y cómo puede Julian Álvarez ofrecer variantes ofensivas. Incluso, hasta pudo darle al público local todo lo que vino a buscar: golazos, como los dos de Ángel Di María y una bomba cruzada alta de derecha de Lionel Messi que hizo estallar el Al Jazira Bin Zayed.
 
Fue una excursión perfecta para espantar todos los fantasmas y quitar presiones. Tras el partido la delegación Argentina puso proa a lo que será su casa, se espera, por el próximo mes: la Universidad de Doha, donde se alojará y entrenará a partir de este jueves.
 
Como anécdota estadística, queda que la selección argentina llega al Mundial de Qatar 2022 con la racha invicta más larga de toda su historia. Es que gracias a la goleada ante Emiratos Árabes Unidos en el último amistoso previo al comienzo de la Copa del Mundo, el equipo que dirige Lionel Scaloni estiró su impactante récord de imbatibilidad a 36 partidos. De esta manera, la Albiceleste hace su desembarco en Doha con la segunda serie más importante de todos los tiempos en el fútbol de selecciones.