05/12/2022

Tierra de Fuego: un lugar místico en Argentina



Estableciendo de norte a sur las principales provincias de la Tierra del Fuego, tenemos que poner a Río Grande, Tolhuin y Ushuaia. Al recorrer este camino, encontraremos lugares impresionantes entre ellas y, por supuesto, dentro de ellas. Todo ello se pone de manifiesto en un análisis de la zona realizado por el casino online Betway.
Argentina, y especialmente la Tierra del Fuego, ofrece vistas y paisajes de ensueño que ni siquiera en las películas más atrevidas podremos encontrar como verdaderos. Algunos llaman a este lado sur del país como la capital del viento por el clima predominante en aquella austral región.
Establecida como una ciudad principalmente industrial a partir de 1972, está repleta de fábricas, aunque también encontrarás fuertes luego de que la ciudad fue base argentina en el conflicto bélico de Malvinas en 1982. Entonces verás muchos monumentos en honor de los Héroes de Malvinas, que también hace honor a Río Grande por el apoyo brindado.
Pero a pesar de que pudiera hacernos sentir una desilusión al llegar aquí, lo que esconde es realmente mágico, y aquí te vamos a contar a dónde ir para encontrar esa magia del lugar.
Cabo DomingoUbicado al norte de la ciudad, es característico y famoso por su buen clima, por lo que siempre estará lleno de gente local y de turistas. Aquí puedes ir a la cima del acantilado para disfrutar la vista, o también descansar en la playa mientras practicas la pesca.
Isla de los LobosCerca de Cabo Domingo, en esta isla vas a encontrar dos cosas particulares, como el muelle inconcluso de Puerto Caleta La Misión, iniciada en 1997 pero nunca terminada; y la Isla de Lobos, a donde puedes llegar caminando por increíble que parezca.
Las mareas llegan a ser tan bajas que puedes hacer una excursión divertida hacia la isla, siempre que escojas el horario adecuado. Ah, y con la indumentaria adecuada, porque vas a necesitar botas que soporten el agua.
Como su nombre lo dice, podrás ver a los lobos marinos muy cerca y, como dato curioso, las piedras sobre las que descansan fueron llevadas allí para construir el muelle, así que entenderás que al final es una isla artificial.
Una vez que sigamos el camino hacia el sur, siempre tendremos paisajes impresionantes, pero también nos acompañarán las lengas. Así que hay varias cosas que hacer antes de llegar a Tolhuin.
Cabo San Pablo es el lugar famoso por dos faros, el original en ruinas, y el nuevo, desde donde se ve toda la bahía, misma donde quedó encallado el Desdémona. Un barco que tenía problemas de motor y que iba cargado de cemento, por lo que iba más cerca de la costa. Lamentablemente rompió el casco con unas rocas y el capitán decidió encallarlo para salvar a la tripulación. Esto ocurrió el 9 de septiembre de 1985.
Reserva Corazón de la IslaA pocos kms de llegar a Tolhuin, puedes desviarte si lo tuyo es recorrer caminos complicados tipo senderismo. Llegarás al Lago Yehuin, que es ideal para acampar con casa de campaña o en motorhome, aunque te sugerimos que lo hagas entre semana porque los fines de semana se llena de los habitantes locales.
Lago FagnanoEste es uno de los lagos más grandes de Argentina, aunque es compartido con Chile, y los lugareños lo llaman Khami, debido a su nombre original, Selknam. La playa es linda para pasar un buen rato tranquilo en el que puedes admirar su inmenso tamaño al atardecer.
Ya en Tolhuin, podrás planear las rutas a los diferentes lugares llenos de naturaleza y a los varios lagos que acompañan esta travesía, para luego seguir el camino hacia la capital.
Ushuaia, fin del mundoEsta es la ciudad donde seguramente pasarás la mayor parte del viaje, porque tiene muchísimas cosas que ver. Famosa por el trekking, Ushuaia también es característica porque puedes apreciar las auroras boreales y los enormes glaciares del punto más austral del continente.
Algo que sin duda deberás recorrer, es navegando por el Canal Beagle, que ofrece las mejores vistas que alguien aficionado a los paisajes puede ver de todo el planeta.
Así que ya lo sabes, aquí hay mucho que admirar, y también mucho que hacer.