05/12/2022

Alergias: Analizarán la incidencia del polen presente en el aire en las ciudades de Corrientes y Resistencia



Un proyecto del Instituto de Botánica del Nordeste (UNNE-CONICET) buscará conocer el aporte de la vegetación nativa y/o exótica al espectro polínico atmosférico de las ciudades de Corrientes y Resistencia. Así, se podrá identificar aquellas especies de plantas que producen polen potencialmente alergénico.
En distintas ciudades y regiones de Argentina se realizan estudios de “Aeropalinología” en los que se analiza la composición y características del polen y esporas presentes en el aire. Una de las aplicaciones de estos estudios se relaciona con la salud, debido a la existencia de especies de polen o esporas que pueden ser causantes de alergias, como las rinitis alérgicas.
Los estudios aeropalinológicos con aportes para el tratamiento de alergias se registran principalmente en las regiones del Centro, Noroeste y Patagonia, siendo escasos o nulos los realizados en la región Nordeste.
En este contexto, desde el Instituto de Botánica del Nordeste (“IBONE”, UNNE-CONICET) consideraron propicio iniciar los primeros estudios de este tipo para la región, con el objetivo de poder consolidarse como un nodo permanente de muestreo aeropalinológico.
“Conocer la composición del polen presente en el aire tiene distintas aplicaciones, entre ellas su vinculación con casos de alergias en las personas que son sensibles, es lo que buscamos profundizar en esta primera etapa”, explicó Laila Miguel, autora principal del estudio.
El trabajo se hace además en colaboración con investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE, el Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (“IMBIV”, Universidad Nacional de Córdoba – CONICET) y del Instituto de Ciencias Biológicas y Biomédicas del Sur (“INBIOSUR”, Universidad Nacional del Sur – CONICET).
Para el estudio, se proyecta realizar muestreos en ambientes urbanos y periurbanos de las ciudades de Resistencia y Corrientes, lo que permitirá evaluar la dinámica del aporte de polen en el aire durante las distintas estaciones del año, e identificar aquellas especies de plantas nativas y/o exóticas que producen polen con potencial alergénico.
De esta forma, se generará información de base que podrá ser de utilidad para la población sensible a padecer alergias causadas por polen, para contribuir con los profesionales de la salud en el diagnóstico y prevención de alergias, así como para profesionales de la planificación urbana, evitando la proliferación en espacios verdes de especies productoras de polen potencialmente alergénico.
Relevancia
La intención es avanzar por medio de un trabajo colaborativo con otras disciplinas”, señaló en esa línea Miguel, respecto a los alcances del estudio que cuenta con la dirección de Leonardo Galetto, del IMBIV (UNC-CONICET) y la co-dirección de la Dra. Cristina Salgado Laurenti, del IBONE (UNNE-CONICET).
Comentó que en otros países existen bases de datos de especies de plantas productoras de polen identificado como alergénico, y también se cuentan con estaciones de muestreos que son de consulta permanente.
En Argentina varios de los centros de muestreos aeropalinológicos tienen vinculación con redes de profesionales alergistas y en algunos casos con organismos de planificación urbana.
“No todos los granos de polen poseen alérgenos, ni tampoco debe generarse temor por la presencia de polen potencialmente alergénico en el ambiente” aclaró la responsable del proyecto y explicó que existen distintos factores, como las condiciones meteorológicas, que inciden en la proliferación de alergias debido al polen, y de allí la necesidad de estudios integrales.