02/10/2022

Suman más cordón cuneta y seis mil metros de enripiado en las calles del barrio Villa García

   



El barrio Villa García de la ciudad de Corrientes, contará con mas de 6 mil metros lineales de nuevo enripiado con cordon cuneta. En los últimos días se sumó al plan de obras en marcha,  la calle Niño Jesús y  el pasaje Birán en su integridad. 

Todas esta obras son emprendidas por administración por el ministerio de Obras y Servicios Públicos, mediante Vialidad Urbana, lo que implica un ahorro importante dado que tanto operarios como maquinarias son dependientes del Gobierno de la Provincia.

Originariamente el plan de cordón cuneta para ese barrio capitalino, en el marco de asistencia a la Municipalidad de Corrientes, arrancó  por calle Resoagli, entre las avenidas Raúl Alfonsín e Independencia y hoy se extiende a las calles: Almirante Brown y  Lincoln y los pasajes París, Nueva Jersey y Los Ángeles,  todas entre  Las Piedras y Río Juramento, así como las calles Pérez Bulnes, M. de Cabrera, Estado de Israel y Pedro León Gallo, desde Las Piedras a Medrano.

En la actualidad una cuadrilla de Vialidad Urbana trabaja en la calle  Pérez Bulnes entre Medrano y Río Juramento, habiendo avanzado ya en más de cinco cuadras  de las 15 a proveer cordón cuneta inicialmente.

Niño Jesús y Birán

En este curso de acción y a fin de complementar  la interconexión vial entre las avenidas Raúl Alfonsín e Independencia, por expresa indicación del gobernador Gustavo Valdés, se amplió la construcción de cordón cuneta a la calle Niño Jesús, de avenida Alfonsín a calle Pérez Bulnes y al pasaje Birán, entre las avenidas Alfonsín e  Independencia.

Estos trabajos ya arrancaron en Niño Jesús entre Almirante Brown y Estado de Israel, a cargo de otra cuadrilla operativa, que además de  abrir caja  y readecuando el tendido de los servicios de agua y cloaca,  está  replanteando los niveles y cotas  viales con el objeto de un adecuado escurrimiento pluvial.

Cabe reiterar que el cordón cuneta y el ripio implican  mejor calidad de vida, optimizan la circulación vehicular y peatonal, garantizan un adecuado escurrimiento pluvial, son el paso previo a una futura pavimentación y posibilita la erradicación definitiva de zanjas a cielo abierto, los que implica un aporte invalorable al medio ambiente y la salud de los vecinos.