02/02/2023

Increíble: Desde la cárcel de Bouwer, Leonardo Cositorto lanzó otra futura estafa piramidal



Leonardo Cositorto, el fundador de la estafa piramidal Generación Zoe, desde su celda en la cárcel de Bouwer, en Córdoba, lanzó un nuevo esquema piramidal que busca recaudar miles de dólares. Lo hizo de manera telefónica y dirigiéndose a “los líderes” de su antigua organización a los que les propuso invertir en dólares a través del teléfono del servicio penitenciario.
 
El audio del llamado, que hizo el último viernes y fue difundido por Javier Smaldone, es de baja calidad. Según reveló a El Doce TV Cositorto no utiliza celular ni computadora, por eso desde el teléfono del penal de Bouwer habló a quienes buscan invertir dinero, y con el mismo discurso que usó para captar a los que confiaron en Generación Zoe, ahora lanzó All Us.
 
“Tenemos una oportunidad dado el contexto mundial y la necesidad de la gente de buscar salidas y seguir formándose”, propuso Cositorto, imputado por asociación ilícita y estafas reiteradas en varios lugares del país, entre ellos en Goya, donde dejó más de un centenar de3 estafados.
 
El ex líder de Generación Zoe, que fue detenido en República Dominicana en abril de 2022,  explicó que cada persona que se inscriba en la “nueva plataforma” deberá invertir seis dólares y llevar al menos cinco invitados. “Pueden ser diez (invitados) para asegurarse el éxito rotundo”, apuntó. Y luego aclaró que el número de personas que se pueden invitar es ilimitado. Así, la red se hace infinita.
 
“Mientras más rápido uno se inscriba, está en la primera o segunda línea de la compañía”, indicó Cositorto en su papel de gurú de las finanzas.
 
Según explicó, con los seis dólares y los cinco invitados “se activan 2800 dólares en la plataforma”. “Con diez (dólares), se suma un 5 por ciento mensual sobre los 2800, o sea 140 dólares más y 10 niveles de regalías”, sostuvo.
 
Además, contó que están “seleccionando a 50 líderes para hacer una recaudación”. Para sumarse como líderes, deben pagar 10 mil dólares y se convierten en socios vitalicios, lo cual tiene otros beneficios.
 
“Bendiciones para todos y espero verlos próximamente”, se despidió Leonardo Cositorto, que permanece alojado en Bouwer desde abril pasado y tiene más de mil denuncias en su contra en seis provincias del país.