02/10/2022

Condenan a 11 años de prisión a un hombre por matar a un comparsero en una pelea



Un hombre de 39 años de edad fue condenado a 11 de prisión por el tribunal de juicio de Paso de los Libres acusado de ser el autor del asesinato del comparsero José Luis Nan, durante una pelea ocurrida el 14 de agosto del 2021 en el barrio Catamarca de esta ciudad fronteriza. 

El condenado es Raúl Antonio Ávalos y la víctima, José Luis Nan, tenía 27 años, cuando se produjo en medio de una gresca. El Tribunal de Juicio, presidido por Marcelo Pardo e integrado además por los jueces Marcelo Fleitas y Gustavo Ifrán, halló a Ávalos culpable del delito de “homicidio simple”.

Antes de conocer la determinación del Tribunal, el fiscal Facundo Sotelo ratificó el pedido de condena a 11 años de prisión, mientras que la querella, ejercida por el Norberto Samite, volvió a insistir en los 15 años de prisión.

Por su parte, la defensa técnica, representada por el Gustavo García, debido a que el acusado se había sido declarado penalmente responsable, solicitó la pena mínima de 8 años de prisión, y que se lo traslade a la Unidad Penal 9, por el estado de salud del imputado, pedido que fue concedido por el Tribunal de Juicio. Ávalos tiene un quiste cerebral con pronóstico reservado, según informe médico elevado al Tribunal, y se encontraba detenido en la alcaidía local.

Los fundamentos del fallo se darán a conocer el próximo lunes, precisó el portal de noticias Confirmado.

El hecho se produjo la noche del sábado 14 de agosto del año pasado, en la calle La Rioja y Pasaje Maidana del barrio Catamarca de la localidad sureña. Ávalos acudió en ayuda de su hijo, al enterarse de que estaba involucrado en una pelea.

Portando un revólver calibre 22, se dirigió al lugar, donde habría sido golpeado por varias personas que le hicieron perder la estabilidad. Cayó al suelo y disparó sin intención de matar. El tiro impactó en la región de la ingle de la víctima, provocándole la muerte horas después.

No obstante, la mayoría de los testigos afirmó que el acusado efectuó al menos cuatro disparos antes, y luego disparó a quemarropa a la víctima, intencionalmente.